El ministro de Exteriores, Josep Borrell, lamenta no tener más remedio que impugnar las embajadas que ha reabierto el gobierno de Quim Torra. /EFE / Ballesteros

Borrell "lamenta" tener que impugnar las "embajadas" de Torra

stop

El ministro de Exteriores justifica con la boca pequeña su decisión de acudir a los tribunales para cerrar las "embajadas" catalanas

Economía Digital

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, lamenta no tener más remedio que impugnar las embajadas que ha reabierto el gobierno de Quim Torra. /EFE / Ballesteros

Barcelona, 27 de septiembre de 2018 (12:11 CET)

El ministro de Asuntos Exteriores, el socialista Josep Borrell, no se siente particularmente cómodo con tener que combatir la estructura paradilplomática de la Generalitat. Borell ha comentado que el gobierno catalán de Quim Torra no le ha dejado otra opción que acudir a los tribunales para que clausuren las delegaciones de la Generalitat en el extranjero, conocidas como las “embajadas” catalanas.

En declaraciones a RNE, Borrell ha explicado que “no ha quedado más remedio” que acudir a los tribunales. El gobierno de Pedro Sánchez presentó un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña contra la decisión de la Generalitat de abrir delegaciones en Reino Unido, Irlanda, Alemania, EEUU, Italia, Suiza y Francia.

“Lo lamentamos, pero si alguien no cumple la ley hay que llevarlo a los tribunales”, añadió. Borrell precisó que la ley de acción del servicio exterior del Estado obliga a las comunidades autónomas a informar previamente al gobierno central de su intención de crear delegaciones en el exterior.

“No teníamos muchas esperanzas de que lo hicieran pero, una vez constatado que no lo han hecho, no teníamos más remedio que activar los mecanismos que la ley nos permite”. El titular de Exteriores añadió que, a partir de ahora, son los jueces los que deberán determinar la legalidad de las llamadas “embajadas” catalanas.

Borrell vs Flandes

Borrell cargó contra el presidente del parlamento de Flandes, Jan Peumans, por poner en duda la calidad de la democracia española. Borrell anunció que han presentado una protesta formal por unas declaraciones que considera “completamente improcedentes”.

Borrell señaló que, si bien “nuestra democracia no es perfecta”, en los principales ránking internacionales que valoran la calidad democrática de los países, “en todas, la democracia en España está clasificada por encima de la belga”.

Sobre los motivos por los cuales en ciertos fórums internacionales ha cuajado la versión de los independentistas catalanes, Borrell apuntó que “ellos dedican más tiempo, fuerzas y recursos que nosotros a mantener (su relato) vivo”. “Ya me gustaría a mí tener los medios de la Generalitat para predicar por el mundo”, exclamó.

El actual titular de Exteriores criticó el anterior gobierno de Mariano Rajoy de no hacer “suficientes esfuerzos” para contrarrestar el mensaje de los independentistas. Insistió en que ahora “el viento está girando” y el mundo se da cuenta de que “Cataluña no es Kosovo”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad