Botella pagará 46 millones en alquileres en 2014 aunque tiene 4 edificios vacíos

stop

Firma una nueva renta con la mudanza de Urbanismo mientras el viejo ayuntamiento sigue deshabitado

La antigua sede del Ayuntamiento, fundada en 1692, está vacía.

04 de diciembre de 2013 (21:11 CET)

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella (PP), gastará el próximo año 46 millones de euros en el alquiler de oficinas y locales. La partida destaca en el apartado gastos porque el Ayuntamiento mantiene cuatro grandes edificios vacíos, además de oficinas y locales de menor dimensión.

El alquiler más oneroso corresponde a la nueva sede de la concejalía de Urbanismo, ubicada en el edificio Apot, en el Campo de las Naciones de Madrid. La alcaldía paga 4.681.000 euros anuales por el arriendo, según datos aportados por el equipo de gobierno al grupo municipal de UPyD.

Doble gasto


La concejalía de Hacienda se ubica en un edificio de 7.700 metros cuadrados en la calle de Alcalá, 45. El Ayuntamiento mantiene un contrato de alquiler desde 2003 a pesar de que desde hace más de un lustro la Casa de la Carnicería, en la plaza Mayor de Madrid, con 6.685 metros cuadrados, se encuentra vacía. También está deshabitado el antiguo ayuntamiento, en la Plaza de la Villa, sede del gobierno local desde el siglo XVII hasta 2008, que dispone de 8.526 metros cuadrados.

La concejalía de Familia y Servicios Sociales, en la calle Ortega y Gasset, también se encuentra bajo régimen de alquiler. La mudanza fue promovida hace una década por la entonces concejal Ana Botella por considerar que la nueva sede “estaba muy bien comunicada”.

Proyectos fracasados


Uno de los ejemplos más evidentes de la gestión inmobiliaria deficiente es el caso de la Junta del Centro. Las dependencias municipales trabajaban en la Casa de la Carnicería pero fue desalojada por el exalcalde Alberto Ruiz Gallardón para transformarla en un parador. Tras el fracaso del proyecto, el Ayuntamiento paga un alquiler en la calle Mayor y, a su vez, mantiene la anterior sede vacía.

Los otros dos grandes edificios fantasma son el ubicado en la calle Alberto Aguilera 20, con 2.700 metros cuadrados, y la antigua sede del mercado de Frutas y Verduras de Legazpi con 24.000 metros cuadrados. El gobierno local no se decide a reformar las sedes para instalar servicios municipales y también ha afrontado dificultades para venderlas a precios razonables.

30 millones que se esfuman

El concejal y líder de UPyD en el Ayuntamiento de Madrid, David Ortega, asegura que la mala gestión del patrimonio inmobiliario ha impedido que la ciudad ingresara 30 millones de euros durante los últimos cinco años. El cálculo de Ortega se basa en las rentas de mercado de Madrid, calculadas entre los 15 y 20 euros el metro cuadrado en las zonas de los inmuebles vacíos.

El grupo municipal insiste, desde hace dos años, en la necesidad de mejorar la gestión inmobiliaria del Ayuntamiento, algo en lo que también coinciden las consultoras.

El equipo de Ana Botella, que también tiene cedidos 120 edificios y locales a asociaciones, asegura que ha reducido de 78 a 24 contratos de alquiler.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad