Bruselas fiscalizará las reformas de España

stop

Rehn afirma que será un trabajo paralelo al 'rescate' de la banca, que espera concretar en el Eurogrupo del 9 de julio

Olli Rhen, comisario de Economía

25 de junio de 2012 (13:52 CET)

El vicepresidente de la Comisión Europea, Olli Rehn, ha afirmado este lunes que vigilará los progresos en materia de ajustes y reformas en España "en paralelo" al rescate bancario que ha solicitado el Gobierno. "Espero que España mantenga la misma determinación e impulso en las reformas [...], así como en cumplir sus compromisos en el marco del procedimiento por déficit excesivo", afirma.

En cuanto a la asistencia financiera, el portavoz de Bruselas asegura que las condiciones del rescate se centrarán en las entidades beneficiarias y en el conjunto del sistema. "Incluyendo sus requisitos de supervisión y regulación".

Acuerdo de condiciones


Rehn ha expresado su interés en que la letra pequeña de la recapitalización se conozca “en cuestión de semanas”. “He pedido a nuestro personal que acelere su trabajo para realizar una evaluación clara del sector y sus necesidades, así como una propuesta sobre la condicionalidad política necesaria que debe acompañar la asistencia, en contacto con el Banco Central Europeo, la Autoridad Bancaria y el Fondo Monetario Internacional", ha señalado.

El "punto de partida" de las negociaciones, será el resultado de las auditorías independientes, que estiman que las entidades españolas necesitarán un máximo de 62.000 millones de euros. Si hay un retraso en definir el Memorándum de entendimiento y no se firma en la reunión del Eurogrupo del 9 de julio, se convocará una reunión extraordinaria de los ministros de Economía “lo antes posible”.

Recapitalización abierta

Los expertos de la Comisión viajarán a Madrid "en los próximos días", ha indicado el portavoz. No ha fijado ninguna fecha. Al ser preguntado por si la posibilidad de una recapitalización directa de la banca está todavía abierta para España, tal y como dice el Gobierno de Mariano Rajoy, Rehn ha asegurado que la Comisión "no puede ir más allá" de la declaración del Eurogrupo del 9 de junio.

Entonces, los dirigentes europeos pactaron que los fondos se canalizarán a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y por tanto computarán como deuda pública.

Unión bancaria

Eso sí, Rehn no ha descartado del todo que el rescate se haga de forma directa. “Debería discutirse en el marco de una futura unión bancaria europea", pero la negociación "puede durar un cierto tiempo". "En el caso del sistema bancario español", ha explicado el portavoz, "tenemos que trabajar con los instrumentos de los que disponemos" y ninguno "prevé la recapitalización directa de bancos con fondos europeos".

La recapitalización bancaria de España, ha repetido el portavoz, se financiará con el vigente Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), o con su sustituto, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), si éste ya ha entrado en vigor cuando se empiece a pagar la ayuda. El MEDE tiene que empezar a funcionar a principios de julio, si no se retrasan las ratificaciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad