Dos manifestantes de los CDR se suben a una plataforma en la plaza de Sant Jaume deonde tenía previsto presentarse la asociación Hablamos Español, el 16 de septiembre de 2018. Foto: EFE/TA

Buch ordena a los mossos no desalojar una acampada independentista

stop

La consejería de Interior desmiente a los manifestantes independentistas que dijeron que los mossos amenazaron con expulsarlos a la fuerza

Economía Digital

Dos manifestantes de los CDR se suben a una plataforma en la plaza de Sant Jaume deonde tenía previsto presentarse la asociación Hablamos Español, el 16 de septiembre de 2018. Foto: EFE/TA

Barcelona, 16 de septiembre de 2018 (13:00 CET)

L a plaza Sant Jaume es el escenario desde esta mañana de una acampada independentista "por la libertad" que cuenta oficialmente con la bendición de la consejería de Interior. El departamento dirigido por Miquel Buch ha ordenado a los Mossos d'Esquadra no desalojar esta acampada que ya se inició el miércoles y que debía llegar hoy a su punto álgido. Se temió que la acampada coincidiese hoy con una manifestación contraria al independentismo, pero finalmente no ha sido así.

La protesta comenzó con una treintena de independentistas que afirmaron que no desocuparán la plaza hasta "que se haga efectiva la república catlana". El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ya bajó con sus consejeros el miércoles a saludar a los manifestantes. Y, conforme se suman más personas a la acampada los partidos independentistas manifiestan su apoyo.

Dos diputados del Pdecat, Aurora Madaula y Francesc de Dalmases, se han sumado este domingo a la protesta, según informó el propio partido. Las formaciones separatistas están ahora amparadas por el departamento de Buch, que el sábado tuiteó: "Ante noticias difundidas y no contrastadas, Interior informa de que no se prevé desalojar el domingo la acampada de la plaza de Sant Jaume".

La acampada y los Mossos se contradicen

Los rumores de un posible desalojo empezaron a correr ante el anuncio de una manifestación en el mismo lugar este domingo, en la que participarán ciudadanos que se posicionan en contra de la inmersión lingüística en Cataluña. 

En su cuenta de Twitter, el grupo organizador "Acampada per la Llibertad", aseguró el viernes que un grupo de mediación de los mossos se acercó el viernes a la manifestación y demandó el desalojo de la plaza para que los asistentes a la concentración españolista de este domingo pasen un "rato plácido". "Ante esta invitación, las personas que nos encontramos en la plaza hemos decidido optar por la desobediencia", dijeron.

"En este punto, los mossos nos han comunicado que si no salimos por voluntad propia, procederán a echarnos", continuó el mensaje, desmentido unas 24 horas después por la cuenta de Interior. La acampada convocó a más personas de cara a este domingo a las 9:00 horas y propuso que los manifestantes vayan con un libro para responder a la manifestación contra la inmersión lingüística.

Además de estas dos concentraciones antagónicas, la plaza Sant Jaume recibió el sábado a cientos de vecinos de distintos barrios de Barcelona que marcharon contra la gestión de la alcaldesa Ada Colau en la ciudad. Y eso no es todo: se prevé otra manifestación independentista este domingo, convocada por la ANC y Òmnium en el barrio del Born, con motivo de los 11 meses que cumplen los líderes separatistas en prisión.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad