De izquierda a derecha, el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre; el de PwC, Gonzalo Sánchez; la ministra de Economía, Nadia Calviño; y la consejera de Empresa de la Generalitat, Àngels Chacón. /EFE/ Andreu Dalmau

Calviño regresa a Cataluña para pedir gobierno y presupuestos

stop

La ministra Nadia Calviño advierte que la responsabilidad fiscal requerirá “aumentar los recursos impositivos”

Josep Maria Casas

Economía Digital

De izquierda a derecha, el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre; el de PwC, Gonzalo Sánchez; la ministra de Economía, Nadia Calviño; y la consejera de Empresa de la Generalitat, Àngels Chacón. /EFE/ Andreu Dalmau

Barcelona, 02 de diciembre de 2019 (20:37 CET)

La ministra de Economía, Nadia Calviño, compartió este lunes en Barcelona el “diagnóstico” de los empresarios catalanes, que reclaman estabilidad política y más inversiones en infraestructuras.

Indicó que estos son asuntos coinciden con la “Agenda del cambio”, la hoja de ruta que se marcó el gobierno de Pedro Sánchez cuando llegó a la Moncloa hace 18 meses.

No obstante, Calviño advirtió que las “reformas legales de más calado” requieren “un gobierno en plenas funciones”, que supere la investidura del presidente, así como la aprobación de unos presupuestos generales del Estado.

Calviño hizo estos comentarios al finalizar la presentación del informe “Temas candentes de la economía catalana”, elaborado por PwC y que se presentó este lunes en la sede de la patronal Foment del Treball. En este informe se incide en la necesaria estabilidad política y en las infraestrcuturas.

En este foro, la ministra aseguró que destinarán 4.000 millones de euros en concluir en corredor Mediterráneo,  que definió como el “corredor vertebrador del país”.

Reiteró una vez más su apuesta por la “responsabilidad fiscal”. Recordó que para tener unas cuentas saneadas, “habrá que aumentar los recursos impositivos”. Unos minutos antes, el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, le pidió que los empresarios no carguen “única y exclusivamente” con los incrementos de impuestos.

Calviño se refirió a la necesidad de impulsar la Formación profesional -con la creación de 200.000 nuevas plazas en los próximos cuatro años-, la digitalización y la transición ecológica.

Economía sumergida

Sánchez Llibre no sólo pidió al próximo Gobierno que intente que la presión fiscal no “recaiga única y exclusivamente en los que siempre pagan, que son los empresarios”. Recordó que si el Estado necesita más ingresos, Foment del Treball planteó una solución, que pasa porque el ejecutivo elabore con urgencia un plan estratégico sobre la lucha contra la economía sumergida.

Respecto a la economía sumergida, Sánchez Llibre apuntó que “si somos capaces de rebajar 10 puntos, aunque continuásemos sobre el 15% del PIB, que está por encima de la media europea, podríamos recaudar 40.000 millones de euros más”.

También reclamó una “racionalización” de los impuestos cedidos. Recordó que reivindican la desaparición total del impuesto del patrimonio, sucesiones y donaciones. Consideró que “no es justo” que unas comunidades estén exentas y en otras, no. Por este motivo insistió en la racionalización.

Aprovechó la presencia de la ministra Calviño para plantear un nuevo sistema de financiación para las comunidades autónomas, para que “las que contribuyan más también reciben más”. Preciso que esto no excluye los sistema de solidaridad.

La Generalitat insiste en el diálogo

Aunque en el acto estaba previsto la intervención del vicepresidente económico de la Generalitat, Pere Aragonès, su lugar lo ocupó la consejera de Empresa, Àngels Chacón. Esta no perdió la oportunidad de hacer una llamada a “fomentar el diálogo”. Insistió en que la economía catalana va bien. Destacó dos datos: cinco años continuados de crecimiento del PIB y de reducción del paro. Recordó el corredor Mediterráneo y las infraestructuras incumplidas.

En el acto también intervino Javier Faus, presidente del Círculo de Economía. Este defendió la cocapitalidad de Barcelona. Insistió en que esta ciudad puede ser la cocapital de España: “ya somos capital en tecnología, en muchas ferias” y subrayó que, con ello, se contribuiría a solucionar el “tema político”, en referencia al conflicto catalán.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad