El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre. /FTN

Los empresarios catalanes exigen estabilidad política

stop

Los empresarios catalanes discrepan sobre las consecuencias del traslado de miles de sedes fuera de Cataluña después del referéndum, según un informe de PwC

Barcelona, 02 de diciembre de 2019 (18:00 CET)

Los empresarios catalanes están convencidos de que, si la inestabilidad política no lo impide, Cataluña volverá a crecer por encima de la media del conjunto de la economía española. Por este motivo, exigen “estabilidad política” y “seguridad jurídica” para reactivar el crecimiento y evitar que el actual contexto de desaceleración lastre a la economía catalana.

Esta es la principal conclusión del informe “Temas candentes de la economía catalana”, elaborado por PwC y que se presentó este lunes en la sede de la patronal Foment del Treball. El acto contó con la presencia de Nadia Calviño, ministra de Economía; Ángels Chacón, consejera de Empresa de la Generalitat; Gonzalo Sánchez, presidente de PwC; Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball; Javier Faus, presidente del Círculo de Economía; e Ignacio Marull, delegado de PwC en Cataluña.

El informe se basa en entrevistas a directivos empresariales catalanes. Estos se muestran convencidos de que la economía catalana volverá a crecer por encima de la española si no lo impide la inestabilidad política.

Consideran que la apuesta por la exportación que realizaron sus compañías durante la última crisis financiera las sitúa ahora en una posición de mayor fortaleza ante una posible desaceleración. Por ello, destacan que es necesario generar confianza. Piensan que las incertidumbres externas -Brexit, tensiones comerciales, situación de la economía alemana, cierto agotamiento de las ventas de automóviles- e internas pueden haber afectado a las inversiones y a la creación de nuevas oportunidades.

Polarización social

Les preocupa especialmente la polarización de la sociedad catalana y los efectos económicos adversos que pueda acarrear. Los empresarios encuestados se muestran, además, muy preocupados por el empleo y por el hecho de que el mercado laboral en Cataluña siga sin recuperar un tercio de los puestos de trabajo que se destruyeron durante la crisis económica.

Valoran positivamente la reforma laboral, piden seguir mejorando la flexibilidad en la contratación y fomentar el trabajo a tiempo parcial, especialmente ne sectores como el comercio y el turismo.

No hay una opinión unánime sobre las consecuencias del traslado de las sedes sociales de las empresas fuera de Cataluña que se produjo después del referéndum del 1 de octubre de 2017. Mientras una parte de los empresarios cree que solo tiene un efecto “social y estético”, otra asegura que afectará al empleo y a la inversión a largo plazo.

En lo que sí que coinciden casi el 75% de los empresarios es que es necesario una mayor seguridad jurídica y estabilidad política para conseguir el retorno de las sedes sociales de esas compañías.

El estudio hace un repaso de las principales inquietudes del empresariado catalán en distintos ámbitos, entre otros, la demografía, la formación, el turismo, la innovación, las infraestructuras o el sector financiero.

Respecto al modelo turístico, los empresarios catalanes consideran que Barcelona sigue siendo un gran reclamo, pero que deben buscarse soluciones urgentes que “armonicen la convivencia entre residentes y visitantes”. También creen necesario redistribuir el turismo por todo el territorio catalán.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad