El presidente del PP, Pablo Casado, en un acto en Madrid el 31 de octubre de 2019. Foto: EFE/JL

Casado reduce a la mínima expresión el 155 en su programa electoral

stop

El PP prometió activar el 155 en su primer consejo de ministros en la última campaña. Ahora, el PP apenas lo menciona en el programa del 10-N

Barcelona, 31 de octubre de 2019 (18:04 CET)

Hace seis meses, tres días antes de las elecciones generales del 28 de abril, Pablo Casado prometió activar el 155 en su primer consejo de ministros. La pobres resultados de esos comicios, acaso, han provocado un giro en el PP, que no solo ha optado por proyectarse como una fuerza de centro derecha para distanciarse de Vox, sino que también ha marcado distancias con Albert Rivera para diferenciarse de Ciudadanos en ese espacio llamado centro.

De poner sobre la mesa el 155 como primera orden de su eventual gabinete, el presidente de los populares ha pasado a anular toda mención a la intervención de la Generalitat en su programa electoral para las elecciones del 10 de noviembre. A diferencia de su programa para el 28-A, la hoja de ruta con la que el PP habla exclusivamente del requerimiento previo al 155.

Mientras Rivera insiste en mencionar el 155 toda vez que se habla de Cataluña, Casado recientemente ha apostado por otros mecanismos de presión al independentismo. Como, por ejemplo, la ley de Seguridad Nacional, que, pese a ya está en vigor, igualmente es destacada en el programa del PP como una medida legislativa que convendría contemplar para solucionar la crisis catalana, al igual que la ley de Acción Exterior, que también está en vigor actualmente.

Casado y la influencia del Constitucional

Los populares hacen de la "moderación" y la "centralidad" sus banderas para esta nueva cita electoral, aunque sustancialmente los cambios con respecto al programa del 28-A son menores. Evitan hacer mención del 155, pero señalan que impulsarán "un requerimiento" al president de la Generalitat, Quim Torra, "para garantizar el cumplimiento de sus obligaciones constitucionales", que es precisamente el paso que precede a la aplicación del 155.

En declaraciones recogidas por Efe, fuentes del partido han señalado que el cambio obedece a la sentencia del Tribunal Constitucional tras la aplicación del 155 en 2017. Por ello, ahora se incide en el envío del requerimiento previo para activar el mecanismo y no en aplicar "por el tiempo que resulte inexcusable, cuantas medidas sean necesarias" según lo "previsto en el artículo 155", como recogía el programa electoral del PP para el 28-A.

El nuevo programa también recoge reformas, como la de la normativa de los indultos para prohibirlos en casos de sedición y rebelión o reformar el Código Penal para incluir el delito de referéndum ilegal, medidas que el PP propone con miras a la cuestión catalana. La formación ha explicado que, en términos generales, el documento ha sido diseñado "para todos aquellos que defendemos la unidad, la libertad, la igualdad y la concordia entre todos los españoles".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad