Castro gana con lo justo las elecciones de la ANC

stop

Liz Castro ha superado en 66 votos al actual presidente Jordi Sànchez. Entre todos los secretarios elegidos se designará a quien dirija la entidad independentista

Liz Castro (d) junto con Carme Forcadell (i) en el cónclave de la Asamblea Nacional de Cataluña. / ANC

Barcelona, 15 de mayo de 2016 (10:37 CET)

Vuelven los aires de polémica en la Asamblea Nacional de Cataluña. Liz Castro, que había obtenido más votos en la anterior elección, volvió a ser la representante con más sufragios: 4.071, a quien le siguen el actual presidente Jordi Sànchez (4.005), ex diputado de la CUP Antonio Baños (3.752), Quim Torra (3.705), Clara Ponsatí (3.129) y Agustí Alcoberro (3.050).

En total, han votado 7.247 personas, apenas el 21,4% de los militantes registrados en la ANC; y habrá que esperar al martes para conocer los resultados definitivos.

El presidente, para el sábado

Esta organización tiene un complejo sistema para elegir sus autoridades. De estas elecciones no saldrá el presidente, sino que serán los 77 miembros del Secretariado los encargados de elegirlo en el pleno de la entidad previsto para el 21 de mayo, cuando también elegirán vicepresidente, tesorero y secretario.

Así sucedió en la elección de hace dos años, cuando Castro fue la candidata más votada, pero la presidencia quedó en manos de Sànchez, que había quedado en cuarto lugar.

Tensión en el ambiente

Estas elecciones vinieron cargadas de tensión. La junta electoral había rechazado las candidaturas de dos dirigentes críticos con Sànchez, Quim Torra (ex presidente de Òmnium Cultural) y Jordi Calvis. Luego de las reclamaciones, volvieron a ser admitidos dos días después.
Y por las dudas, los principales candidatos hicieron un pacto de silencio para no realizar declaraciones públicas y evitar nuevos vetos de la junta.

El sábado que viene se comprobará el músculo de los dos sectores en pugna: el oficialista, encarnado por Sànchez y a quien se le señala de quedar demasiado cercano a Convergència; y el crítico, con Castro, Baños y Torra a la cabeza. Nadie garantiza que sea un encuentro amable y de sonrisas en el ambiente.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad