Una arteria principal de Wuhan, China, en la que solo transitan ambulancias que transportan a pacientes de coronavirus, el 3 de marzo de 2020 | EFE/EPA/TK

China dice que el coronavirus de Wuhan puede acabar en abril

stop

Un miembro del comité de crisis del Gobierno chino afirma que puede haber cero nuevos contagios de coronavirus en Wuhan a finales de marzo

Alessandro Solís

Economía Digital

Una arteria principal de Wuhan, China, en la que solo transitan ambulancias que transportan a pacientes de coronavirus, el 3 de marzo de 2020 | EFE/EPA/TK

Barcelona, 05 de marzo de 2020 (20:26 CET)

Wuhan, la ciudad en la que se detectaron los primeros pacientes de coronavirus, verá desaparecer las cifras de nuevos casos positivos a finales de marzo, según uno de los expertos del comité de crisis por la enfermadad convocado por el Gobierno de Xi Jinping. Citado por Reuters, el técnico ha asegurado que, previsiblemente, el contador de infectados emergentes se situará en cero el próximo 1 de abril.

La capital de la provincia de Hubei ha sido desde finales de diciembre el principal foco del coronavirus. Si en China se han infectado más de 52.000 personas y han fallecido más de 3.000, más de 40.000 casos positivos y más de 2.900 muertes han tenido lugar en Hubei. Es decir, que llevar a cero los nuevos casos en las próximas semanas supondría un revés significativo para el avance del virus, que ya se ha expandido a más de 80 países.

El experto, Zhang Boli, ha lanzado esta previsión en una entrevista con el oficialista Diario del Pueblo, y ha añadido que casi todas las regiones fuera de Hubei lograron contener las nuevas infecciones a finales de febrero. También ha estimado que las otras ciudades de la provincia conseguirán acabar con los nuevos positivos a mediados de marzo, basándose en datos de la evolución del Covid-19 que no hizo públicos.

Zhang Boli hizo estas declaraciones este jueves, a pesar de que Wuhan registró un incremento en la cifra de nuevos casos el miércoles, una situación que también se dio en las cifras nacionales de China, tras tres días de descensos. Precisamente, los números se dispararon tras un aumento en las infecciones en Wuhan, donde los casos del miércoles fueron 131 frente a los 114 del martes.

China quiere evitar contagios importados

Ante la esperanza de controlar el avance doméstico del coronavirus, China ahora está enfocándose es los posibles casos importados. Y es que los nuevos contagios en el extranjero ya superan la cuenta de nuevos casos en China, y la preocupación se ha trasladado principalmente a Irán, Italia y Corea del Sur, donde se ha intensificado la situación en muy pocos días.

Muchas ciudades chinas imponen cuarentena a quienes ingresen desde zonas de alto riesgo, no solo ya del propio país, sino del extranjero. La situación empieza a revertirse también con respecto a las evacuaciones de ciudadanos: si en las últimas semanas el mundo se esforzó por repatriar a sus ciudadanos de China, ahora es China la que quiere repatriar a sus ciudadanos de países como Irán.

Aparentemente más relajada por la situación, China entra ahora en una fase de cambiar su imagen: del epicentro de la epidemia a los expertos en coronavirus. El Ministerio de Exteriores chino dijo este jueves que está compartiendo experiencia en materia de tratamiento de enfermos con "gran número" de países, informó AFP, entre ellos Irán, a donde ha enviado un equipo de expertos con 5.000 kits de protección y 250.000 mascarillas.

"Mientras proseguimos nuestro trabajo de prevención en China (...) suministraremos, en la medida de nuestras capacidades, un apoyo a los países extranjeros", aseguró un portavoz de Exteriores.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus China
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad