Los Mossos d'Esquadra cargan en Lleida contra un grupo de manifestantes que intentaba acceder al museo para impedir el traslado de las obras de Sijena. EFE/Archivo
stop

El juzgado de instrucción 4 de Lleida tiene indicios de un plan de los mossos para "favorecer la celebración del referéndum ilegal"

Economía Digital

Los Mossos d'Esquadra cargan en Lleida contra un grupo de manifestantes que intentaba acceder al museo para impedir el traslado de las obras de Sijena. EFE/Archivo

Barcelona, 30 de agosto de 2018 (16:06 CET)

Hasta 20 mossos de Lleida deberán declarar como testigos en la causa por presunta desobediencia durante la jornada del referéndum del 1-O. El juzgado de instrucción 4 de la provincia catalana tiene indicios de un plan organizado desde la dirección de los Mossos d'Esquadra "encaminado a favorecer la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre".

De cara al 1 de octubre de 2017, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ordenó a todos los cuerpos policiales impedir la celebración del referéndum. El juzgado sospecha que algunos mossos desobedecieron las órdenes del tribunal. Los agentes llamados a declarar participaron en el operativo policial de esa jornada.

El diario Segre avanzó que los agentes tendrán que prestar declaración en el juzgado en octubre, un año después de los hechos. Los mossos de Lleida recibieron una visita de agentes de la Guardia Civil el 19 de octubre de 2017 para obtener información del 1-O, la cual fue utilizada para respaldar la causa.

Es "imposible" investigar a todos los mossos del 1-O

En marzo, el magistrado del juzgado de instrucción 4 de Lleida dictó una resolución en la que manifestó que había razones para considerar que la dirección de los Mossos d'Esquadra favoreció la realización de la consulta ilegal. El juez acordó inhibir las diligencias, en favor del juzgado central de instrucción 3 de la Audiencia Nacional.

No obstante, Carmen Lamela –titular de ese juzgado– rechazó la inhibición considerando que, si asumiera esta causa contra los agentes de Lleida, debería investigar la actividad de los 7.000 mossos que trabajaron el 1-O, algo que considera "total y absolutamente imposible".

La causa del 1-O por la que deberán declarar los 20 policías autonómicos citados investiga la presunta desobediencia y sedición de los mandos de los mossos de Lleida el 1-O. El conseller de Interior, Miquel Buch, informó hace unas semanas de que, en total, los diferentes tribunales investigan a 72 mossos por presuntos delitos en relación a las actuaciones policiales del 1-O.

Además, se han abierto diligencias a un total de 143 agentes por investigaciones de la misma naturaleza. El exmayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, es procesado por la Audiencia Nacional, que no tiene fecha fijada para juzgarlo pero prevé hacerlo la próxima primavera, coincidiendo con las municipales de 2019.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad