CiU e ICV se unen en Europa para pedir la independencia

stop

Los eurodiputados Tremosa y Romeva envían una carta al resto de diputados de Bruselas defendiendo el proceso soberanista

El eurodiputado Ramon Tremosa

13 de septiembre de 2012 (13:01 CET)

El proceso iniciado con la manifestación independentista de la Diada ha logrado extrañas alianzas, que pueden provocar un cambio sustantivo en la política catalana. El proceso soberanista ha unido a CiU e ICV, lo que podría llevar a una mayoría independentista en el Parlament, contando también con el apoyo de Esquerra Republicana.

El hecho concreto que está uniendo a CiU e ICV ha sido una carta firmada por el eurodiputado de CiU, Ramon Tremosa, encuadrado en el Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa (ALDE) y por el eurodiputado de ICV, Raül Romeva, integrado en el Grupo Verde/Alianza Libre Europea.

En la misiva, enviada a los más de 700 diputados y asistentes del Parlamento Europeo, se exponen las razones por las que Catalunya pide la independencia, con fotografías que muestran la exhibición de la marcha soberanista en Barcelona durante la Diada.

La carta, que firma también otra eurodiputada del Grupo Verde, Ana Miranda, del Bloque Nacionalista Galego, es muy explícita, y pide a los eurodiputados que “apoyen y entiendan” el proceso independentista.

La cuestión del pacto fiscal

Entre las razones esgrimidas, se apunta que Catalunya contribuye con más del 8% de su PIB al Estado español, y que ello supone 16.000 millones de euros anuales, y que un estado independiente permitiría cambiar esa situación.

También se expone que el proceso “es imparable” y que muchos catalanes consideran que estarían mejor representados en la UE a través de su propio estado.

En el caso de que Catalunya necesite poner en marcha un referéndum de independencia, y se deja claro que eso es lo que pidieron los ciudadanos catalanes en la Diada, reclaman el apoyo de Europa.

Finalmente, se asegura que Catalunya será un socio comprometido y responsable de la Unión Europea. Y que los catalanes tienen el derecho de construir un nuevo estado, socialmente más justo, más próspero económicamente y más sostenible, desde el punto de vista ambiental -recogiendo los intereses del Grupo Verde- dentro de la UE.

La carta no es una anécdota, porque ICV ha tomado un camino muy diferente al del PSC, y, aunque mantiene sus tesis federalistas, participó en la manifestación y podría apoyar una declaración de independencia desde el Parlament, como se sugiere desde algunos círculos nacionalistas.

Para el PSC es una muestra más de que debe reorientar su estrategia con celeridad, si no quiere quedarse en la cuneta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad