Colau eliminará la unidad antidisturbios de la Guardia Urbana

stop

Pisarello asegura que la Policía municipal es "de proximidad y no tiene como función realizar tareas contra los disturbios"

La unidad antidisturbios de la Guardia Urbana.

Barcelona, 04 de mayo de 2016 (20:02 CET)

Ada Colau acabará con la unidad antidisturbios de la Guardia Urbana. La alcaldesa de Barcelona eliminará las funciones contra los disturbios que viene realizando la Unitat de Suport Policial (USP) de la Policía Municipal barcelonesa cuando se apruebe el Plan Director de la Guardia Urbana a finales de mayo, según ha anunciado el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello.

"Las funciones antidisturbios no son propias de la Guardia Urbana", ha sentenciado Pisarello tras explicar que ésta es una Policía de "proximidad y no tiene como función realizar tareas antidisturbios".

La oposición ha visto en la decisión del equipo de Colau una transacción con la CUP. La alcaldesa necesita de los votos de los cuperos para aprobar una modificación presupuestaria. De momento, Colau cuenta con los 11 concejales de su partido, Barcelona en Comú; los cinco de ERC y los cuatro del PSC.

Acuerdo con la CUP

Son 20 concejales, pero la mayoría en el Ayuntamiento de Barcelona se sitúa en 21. Así que Colau no ha tenido más remedio que ceder a las presiones de la CUP para ganarse también sus tres votos. La alcaldesa ha convocado un pleno municipal extraordinario, que se celebrará el jueves por la tarde y en el que espera poder aprobar por fin tras un anterior intento fallido esa modificación de presupuesto.

¿Qué ha dado a cambio? Pisarello ha asegurado que lo de eliminar la unidad antidisturbios de la Guardia Urbana no tiene nada que ver con esa negociación, que se ha ceñido a cuestiones presupuestarias.

Fernández tilda a Colau de "mentirosa"

Fuentes socialistas recuerdan que el PSC propuso debatir el Plan Director de la Guardia Urbana en el pleno ordinario de mayo, que se celebrará finales de mes. El grupo de Jaume Collboni planteó que para entonces todos los partidos hayan hecho sus aportaciones para que se puedan discutir en el plenario.

En cambio, el líder del grupo municipal del PP, Alberto Fernández, sí ve en la decisión anunciada por Pisarello la influencia de la CUP. Fernández acusó por Twitter a Colau de "mentirosa" y recordó que "lo que la alcaldesa califica falsamente como unidad antidisturbios son en realidad 200 agentes que realizan servicios extraordinarios en unidades especializadas para dar la respuesta en seguridad y convivencia que una patrulla ordinaria no puede atender".             
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad