La alcaldesa Ada Colau y José Luis Bonet. La alcaldesa lleva un año sin convocar el consejo general de Fira Barcelona que debe substituir a Bonet. /EFE/Alejandro García

Colau enfurece a la Cambra por la renovación de la Fira

stop

Colau acepta ahora cualquier candidato que acuerden la Cambra y la Generalitat para presidir la Fira tras dos años bloqueando el relevo

Josep Maria Casas

Economía Digital

La alcaldesa Ada Colau y José Luis Bonet. La alcaldesa lleva un año sin convocar el consejo general de Fira Barcelona que debe substituir a Bonet. /EFE/Alejandro García

Barcelona, 25 de noviembre de 2018 (15:00 CET)

La alcaldesa Ada Colau convocará en diciembre el consejo general de Fira de Barcelona, que ella misma preside, según avanzó este domingo La Vanguardia. Sin embargo, Colau todavía no ha anunciado la convocatoria de este consejo a la Generalitat y a la Cambra de Comerç de Barcelona, que juntamente con el Ayuntamiento son las tres patas de Fira de Barcelona.

El presidente de la Cambra, Miquel Valls, no esconde su enojo. Se ha enterado por una información de prensa. Después de que Colau bloquease durante año y medio la sustitución de Josep Lluís Bonet como presidente de Fira, ahora está decidida a convocar el consejo general cuando todavía no hay acuerdo sobre quien será su sucesor.

La convocatoria del consejo general de Fira implica el cese automático de los miembros del consejo de administración con el mandato caducado, como es el caso de Bonet. La Fira corre el riesgo de quedarse sin presidente en diciembre si antes no se llega a un acuerdo sobre el sucesor.

Fuentes empresariales indican que Colau intenta traspasar la responsabilidad hacia la Cambra y la Generalitat. Después de que la alcaldesa bloquease durante casi dos años los candidatos propuestos por Valls, convoca el consejo general cuando todavía no hay consenso sobre quien relevará a Bonet.  Ahora está dispuesta a aceptar el candidato que le pongan sobre la mesa.

Bloqueo de la alcaldesa

Como presidente de la Cambra, a Valls le corresponde proponer el candidato que sustituirá a Bonet al frente de Fira. La propuesta se debe consensuar entre Cambra, Generalitat y Ayuntamiento. Sin embargo, Colau torpedeó los candidatos propuestos desde la Cambra y que contaban con el visto bueno del anterior gobierno de la Generalitat: primero, Miquel Martí (Moventia) y, luego, Kim Faura (Telefónica). Incluso, Cambra y Generalitat aceptaron, a sugerencia de Colau, que fuera Helena Guardans (Sellbytell), pero esta se echó atrás.

Según los estatutos de Fira, se deben convocar dos consejos generales al año, en julio y diciembre. Sin embargo, Colau no ha convocado ninguno desde julio de 2017 porque no había acuerdo sobre el sucesor de Bonet. Y no lo había porque la alcaldesa bloqueó como mínimo a dos candidatos. Curiosamente, ahora esta decidida a lavarse las manos. Aceptara lo que acuerden Cambra y Gneralitat.

La apuesta de Cambra sigue siendo Kim Faura, el primer ejecutivo de Telefónica en Cataluña. Sin embargo, las consejeras de Presidencia, Elsa Artadi, y de Empresa, Àngels Chacón, postulan a Pau Relat (Mat Holding), que preside la asociación empresarial de orientación soberanista Femcat.

Si no es posible un acuerdo entre las partes, la solución pasaría por Pedro Fontana, exdirectivo de Áreas, si bien tan sólo le queda un año de mandato. En diciembre de 2019 debería ser relevado. Sería un presidente de transición.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad