La alcaldesa Ada Colau en el acto de toma de posesión de Francina Vila como nueva concejal del Ayuntamiento de Barcelona. Vila ocupa el puesto de Quim Forn, que cumple una condena de diez años y medio de prisión por la sentencia del procés. /AJUNTAMENT DE

Ada Colau rechaza una moción de apoyo a la policía

stop

La alcaldesa se pone al lado de los independentistas: rechaza una moción de Ciudadanos en apoyo de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado

Economía Digital

La alcaldesa Ada Colau en el acto de toma de posesión de Francina Vila como nueva concejal del Ayuntamiento de Barcelona. Vila ocupa el puesto de Quim Forn, que cumple una condena de diez años y medio de prisión por la sentencia del procés. /AJUNTAMENT DE

Barcelona, 25 de octubre de 2019 (12:53 CET)

El gobierno municipal de Ada Colau no ha tenido inconveniente en dar la espalda este viernes a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado después de combatir la guerrilla independentista durante varios días. Colau rechazó en el pleno de este viernes una propuesta de Ciudadanos de “apoyo” y “reconocimiento” a los agentes de la Policía que han actuado en las calles de Barcelona durante los graves incidentes de la semana pasada.

La propuesta fue rechazada con los votos del equipo de gobierno de los Comuns y el PSC, así como de los independentistas de ERC y Junts per Catalunya. Ciudadanos solo consiguió el apoyo de PP y Barcelona pel Canvi, la formación que lidera Manuel Valls.

Luz Guilarte, de Ciudadanos, también reclamó que al gobierno de Ada Colau que se presente como acusación popular contra los detenidos por los destrozos ocasionados en las protestas por la sentencia del procés.

Guilarte acusó a Colau de ayudar a los que “defienden” a los agresores. Se refería a la subvención concedida al centro Irídia, que presta asesoramiento jurídico y psicológico a detenidos por los altercados.

Jordi Coronas, de ERC, pidió que “no se criminalice una generación de jóvenes”. Neus Munté, de Junts per Catalunya,  atribuyó la propuesta de Cs a la “competición feroz” con el PP y Vox “para ver quién consigue atraer más votos”.

Josep Bou, del PP, subrayó que los incidentes callejeros “no fueron una protesta cívica ni pacífica, ni tampoco una acción popular”. Exigió al gobierno municipal más contundencia. “¿Se imaginan que no hubiese policía?, no sé qué habría pasado”, concluyó.

Manuel Valls, de Barcelona pel canvi, pidió apoyo para la policía. Recalcó que en un Estado de derecho las instituciones son fundamentales.

El teniente de alcalde de seguridad, Albert Batlle, cargó con dureza contra Guilarte. Comparó su propuesta con la fracasada moción de censura que Lorena Roldán presentó contra el presidente de la Generalitat, Quim Torra. Batlle calificó la iniciativa de Ciudadanos de “moción trampa, a las que ya estamos acostumbrados”.

Batlle insistió en que “todos estamos de acuerdo en apoyar a los cuerpos de seguridad del estado”, al tiempo que acusaba a Ciudadanos de electoralismo: “La ciudad le importa poco, lo que le importa es seguir echando leña al fuego”.

Recordó a Cs que el Ayuntamiento de Barcelona cuenta con un protocolo de actuación cuando se producen destrozos en los bienes municipales. Este protocolo contempla que el Ayuntamiento ejercerá la acusación, que es lo que se está haciendo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad