Colau triplica la partida presupuestaria que le permite contratar 'a dedo'

stop

La alcaldesa destinará 3,8 millones a fomentar la participación ciudadana, frente a los 1,6 millones que dedicaba Trias a esa actividad

Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona, pone en marcha una empresa pública de energía. / EFE

Barcelona, 14 de abril de 2016 (01:00 CET)

A la espera de que el PSC, ERC o la CUP, o todos ellos, den el visto bueno a sus presupuestos, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ya ha presentado su proyecto de cuentas públicas al resto de los grupos municipales. El plan de Colau pasa por triplicar la partida destinada a participación ciudadana, el área que le permite contratar a dedo a empresas afines a sus concejales.

En el último presupuesto municipal, elaborado por el equipo del anterior alcalde, Xavier Trias, la partida destinada a la participación ciudadana, es decir, a fomentar el debate político en los barrios de Barcelona era de 1,6 millones de euros. Ahora, la alcaldesa incrementará esa dotación en 2,2 millones de euros hasta elevarla a los 3,8 millones.

Nuevas partidas para estudios y contratos

Además, Colau ha incluido dentro de ese presupuesto dos nuevas partidas específicas destinadas a fines en los que el Consistorio no invertía hasta ahora. Se trata de una dotación de 200.000 euros para encargar informes y estudios sobre participación y de otra, de 140.000 euros, para cerrar nuevos contratos en este ámbito, según denuncia la jefa del grupo municipal de ciudadanos en el Ayuntamiento de Barcelona, Carina Mejías.

Los contratos en el área de participación ya han provocado más de un enfrentamiento entre Colau y el resto de grupos. El pasado noviembre, la oposición denunció que Colau había contratado a varias empresas para que se encargasen de dinamizar la participación ciudadana en los barrios de la ciudad.

Adjudicaciones "innecesarias"

La oposición denunció que esas contrataciones eran "innecesarias", pues esa actividad pueden realizarla los propios concejales. Pero aún vio más grave que Colau hubiese recurrido al viejo truco de fraccionar los contratos para evitar el correspondiente concurso público y poder adjudicar a dedo.

En conjunto, esos contratos ascendían a 40.000 euros, pero el equipo de Colau adjudicó uno por distrito de tal manera que el precio se quedó en menos de 18.000 euros y los pudo encargar de forma directa y sin concurso al tratarse de contratos menores.

Contratos para parientes de los concejales

La alcaldesa aprovechó para contratar con empresas vinculadas con los concejales de su partido. La compañía Raons Públiques logró cinco contratos por un importe conjunto de 24.000 euros. En esa empresa trabaja Gaëlle Suñer, pareja del ex concejal Raimundo Viejo, que hoy aspira a la presidencia de Podemos en Cataluña.

Otra de las empresas agraciadas con los contratos de participación de Colau fue Colectiu Punt 6, donde colaboraba hasta el pasado junio Zaida Muixi, parece de otro de los concejales de Barcelona en Comú, en concreto de Josep Maria Montaner, responsable del área de vivienda. Muixi dejó Colectiu Punt 6 porque fue nombrada directora de Urbanismo del Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet, que capitanea la socialista, Núria Parlón.

Desinterés por el comercio

El incremento del dinero que Barcelona destinará a la participación ciudadana irá en detrimento de otras partidas como la de promoción económica del comercio, que se reducirá en un 25%, según explica Mejías. La concejal de Ciudadanos recuerda que Trias había presupuestado 1,2 millones para impulsar el tejido comercial barcelonés. Ahora, los comerciantes dispondrán de 300.000 euros menos, pues Colau sólo prevé gastar 899.000 euros en las tiendas.

El desinterés de la alcaldesa por el comercio ya ha sido denunciado con anterioridad. A finales de marzo, la oposición desveló que Colau se ha guardado las ayudas para los comerciantes en un cajón. En concreto, el Ayuntamiento sólo ha invertido 138.819 euros en ayudas para las tiendas barcelonesas pese a que contaba con un  presupuesto de dos millones de euros para potenciar el comercio de la ciudad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad