Ada Colau y Janet Sanz / AJUNTAMENT DE BARCELONA

Colau contrata a vigilantes antiokupas (pero sólo para pisos municipales)

stop

Colau se muestra permisiva con los okupas pese a que se gasta medio millón de euros para evitar que se apoderen de pisos del Patronato Municipal de Vivienda

Barcelona, 06 de julio de 2017 (05:55 CET)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, subvenciona a entidades que defienden la “emancipación okupa” y, al mismo tiempo, contrata a vigilantes privados para evitar que los okupas invadan pisos vacíos de propiedad municipal.

El concejal popular Alberto Fernández ha puesto el foco en las contradicciones de la alcaldesa con respecto al movimiento okupa. Denuncia que el ayuntamiento está subvencionando programas para jóvenes que defienden “la emancipación okupa” como alternativa a la vivienda de compra o de alquiler.

Fernández apunta que el Consejo de Juventud de Barcelona (CJB) realiza jornadas en las que se plantea la ocupación como alternativa para la emancipación de los jóvenes. Estas actividades forman parte del programa de emancipación del CJB, que cuenta con una dotación presupuestaria de más de 40.000 euros.

Pisos públicos vacíos

Por otra parte, este mismo ayuntamiento se gastó el año pasado más de medio millón de euros en seguridad privada para evitar que los okupas se apoderen de pisos públicos vacíos propiedad del Patronato Municipal de Vivienda. Fernández indica que Colau no da el uso social previsto a las viviendas públicas y debe pagar a vigilantes privados para evitar la ocupación de los pisos.

Las empresas Ombuds Compañía de Seguridad y Sequor Seguridad facturaron en 2016 un total de 515.683 euros para vigilar ocho promociones del Patronato Municipal de Vivienda. Una parte de los pisos están acabados y otros todavía en construcción.

Colau: protege a los okupas pero contrata vigilantes para que no se apoderen de pisos municipales

Fernandez señala que en el último año se han disparado en un 60% los conflictos vecinales con los vecinos por la permisividad del gobierno de Colau hacia este último colectivo. Insiste en que ha permitido ocupaciones ilegales y que, en algunas ocasiones, les ha llegado a pagar servicios como el agua y la luz. Colau rechazo en abril pasado crear una oficina antiokupas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad