Convergència, última en Barcelona

stop

Con Francesc Homs a la cabeza, el partido nacionalista será superado incluso por el PP el 26J, según un sondeo de Metroscopia

Carles Puigdemont y Artur Mas en un congreso de CDC en Bellaterra. / EFE

Barcelona, 01 de junio de 2016 (10:26 CET)

Convergència (CDC) se hunde en su feudo. El partido que fuera hegemónico y que gobierna la Generalitat vive sus momentos más bajos. La formación de Artur Mas, que ya se llevó un serio revés el 20D con la marca Democràcia i Llibertat, quedaría último en Barcelona en las próximas elecciones del 26J, según una encuesta de Metroscopia para El País.

A poco más de tres semanas para las elecciones, el desgaste de un partido ya en vías de extinción –sus militantes decidieron hace diez días fundar un nuevo partido– por los casos de corrupción y los recortes en Cataluña, llevarían a CDC a ser superado incluso por el PP.

Según el sondeo, el partido de Mas, cuyo candidato para las generales vuelve a ser Francesc Homs, sólo obtendría 3 diputados en Barcelona, los mismos que el PP. Sin embargo, los populares superarían a los nacionalistas en voto: 9,9% por un 9,5% de CDC.

Convergència perdería 3,7 puntos de intención de voto respecto al 20D, siendo el partido catalán que más cae en estos seis meses. De hecho, sólo En Comú Podem subiría, y lo haría sensiblemente.  

En Comú Podem arrasa

La lista que encabeza Xavier Domènech, y que agrupa a Podemos, ICV-EUiA y al partido de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, volvería a ganar las elecciones con un 34,1% de los votos en la principal circunscripción catalana, 7,2 puntos más que en las últimas generales. Con esta victoria, subiría de 9 a 12 escaños.  

De esta manera, la lista de Podemos quedaría muy por delante de sus rivales. El PSC quedaría segundo (15,8% de los votos y 5 escaños), ERC tercero (13,8% y perdería un escaño, quedando con 4) y Ciudadanos cuarto (12,3% y 4 escaños). PP y CDC perderían un escaño, quedando con 3.  

La encuesta se realizó el 24 de mayo, tres días después de que los militantes de CDC decidieran refundar el partido y en plena ola de disturbios en el barrio barcelonés de Gràcia por el desalojo de un local ocupado, el llamado Banc Expropiat. La muestra era de 800 personas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad