Convulsión en el PSOE: o primarias o Cuéntame

stop

FUTURO SOCIALISTA

Susana Díez y Pérez Rubalcaba en una imagen reciente./EFE

28 de mayo de 2014 (02:00 CET)

Palabras de Alfredo Pérez Rubalcaba. Después de anunciar su retirada, y la convocatoria de un congreso extraordinario para elegir a una nueva dirección del PSOE, se refiere a las dificultades para transmitir los mensajes del partido en la campaña de las europeas: “En los medios se ha hablado de Europa, pero dentro, no en las primeras”.

¿Cómo? ¿Qué quería decir Rubalcaba? Se refería, en su intervención de este lunes a los periódicos impresos, a la prensa, a las portadas de los diarios. Para Rubalcaba si los mensajes principales sobre Europa no aparecían en esas portadas, difícilmente llegarían a los electores. ¿Pero cómo circula el mensaje político en 2014? Ya no a través de los diarios, o no sólo, o no principalmente, a través de la prensa de toda la vida.

Ergo, Rubalcaba decide apartarse. Es consciente de que su momento ha pasado, de que sus formas a la hora de hacer política ya no son las idóneas, aunque pueda acertar en el diagnóstico y en las soluciones sobre lo que le conviene a España.

Y comunica que será un congreso extraordinario el que, primero, acabe eligiendo a un nuevo secretario general del PSOE. Será en julio, del 18 al 20 de julio.

Las quejas de Chacón y Madina

Pero esa decisión ha causado un gran desasosiego. En el fondo, Rubalcaba pretende que los daños sean los mínimos posibles, según fuentes de la dirección socialista. Y entiende que el proceso, ahora, debe ser el inverso. Primero congreso, y, después, con la nueva dirección, primarias para elegir al candidato socialista a la presidencia del Gobierno. En eso le han apoyado pesos pesados del partido, como Manuel Chaves, o José Blanco.

Las críticas no se han hecho esperar. Tanto Carme Chacón, como Eduardo Madina, han reclamado que las primarias son las que deben conectar de nuevo al partido con la sociedad, y que en estos momentos ya no se puede esperar a que “las primeras”, las portadas de los diarios impresos, sean las que avalen o no si un partido camina en la dirección correcta.

Las excusas de Rubalcaba

La más contundente ha sido Chacón, que, por ahora, no cuenta con el apoyo del PSC, inmerso en un problema de dimensiones desconocidas, y que ya verá a qué candidato acaba apoyando. “Siempre ha habido excusas, y ahora la decisión es la que más ha convenido al señor Rubalcaba”, señaló este martes Chacón.

La ex ministra de Defensa, que debería reorientar ahora su estrategia, considera que las primarias deben ser obligadas, porque la sociedad española ya no podría entender la elección de un candidato a través de negociaciones en oscuros despachos, y producto de equilibrios territoriales que evidencien el poder de cada uno de los barones del PSOE.

También Eduardo Madina, de casi la misma generación que Chacón, ha reivindicado la necesidad de las primarias, o, en su caso, la elección del secretario general del PSOE por parte de los militantes del partido, y no, únicamente, por los delegados en un congreso socialista.

Rechazo al pasado

Lo que Chacón y Madina reclaman, junto a Patxi López, que ha dejado la dirección de los socialistas vascos, o Pedro Sánchez, diputado en el Congreso, es que el PSOE entienda que no se puede volver al pasado. Que en un momento en el que ha triunfado un movimiento como Podemos, que ha conseguido cinco eurodiputados en las elecciones europeas, no se puede volver a la serie Cuéntame, de TVE, que no se puede volver a los años ochenta.

La política en estos momentos, en España y en todo el mundo occidental, se desarrolla a través de canales audiovisuales, de las redes sociales, de las relaciones interpersonales, y el PSOE, durante muchos años, está siguiendo el viejo modelo, el que muestra la serie televisiva de TVE.

Los alcaldes, en manos del PP


Fue Miquel Iceta quien en 2008, cuando el PSOE acababa de ganar las elecciones, alertó de un problema de fondo. Los socialistas podían tener éxito, sí, y lo tuvieron en 2004, y en 2008, en unas elecciones generales, pero el proyecto político no tenía el fondo necesario. Iceta alertó de que en las elecciones municipales, las capitales de provincia de toda España, que son las que aglutinan a las clases jóvenes y urbanas, estaban en manos del PP. Y lo siguen estando, a la espera de que movimientos como Podemos, acaben incidiendo.

A la espera de la mayor accionista

Ahora, todas las miradas se dirigen hacia Susana Díaz, la presidenta de la Junta de Andalucía, que ha conseguido en las últimas europeas un hito importante. En Andalucía se concentra el 30% de los afiliados al PSOE. Aunque la población representa un 22% del total, acaba de aportar el 26% de los votos del PSOE en las europeas. Y le ha sacado diez puntos de ventaja al PP. Por tanto, si se tratara de una empresa, Díaz, tiene la mayoría de las acciones de la compañía, y manda mucho.

Susana Díaz, por tanto, está llamada a ser la nueva secretaria general del PSOE, aunque ella, según fuentes socialistas, ya no sabe cómo negar esa posibilidad. La cuestión es que debería permitir, si es elegida, unas elecciones primarias para el candidato socialista a la Moncloa.

“No se podría rechazar ahora unas primarias, nadie lo entendería”, se asegura.

Madina, el círculo virtuoso

Y, en ese escenario, aparece Madina. “Si las cosas ahora pasan por buscar complicidades sociales, después de lo que ha ocurrido con Podemos, el candidato debería ser Madina”, asegura un dirigente del PSOE.

Madina reúne todos los requisitos. Es joven, modesto, conecta con su generación, y apuesta por un proyecto federal, de corte asimétrico, que le hace cómplice de las peticiones que llegan desde Catalunya. Es vasco, y puede establecer una buena conexión con una andaluza, Susana Díaz. Esa relación ha sido una de las claves del socialismo español desde la transición: vascos con andaluces, con buena relación con Catalunya.

¿Pero podrá el resto de ‘compañeros’ socialistas dar vía libre a esa solución?

En todo caso, las primarias se deberán celebrar, como máximo en noviembre, porque, al margen de que esté fijado en los estatutos, tras el último congreso, la alternativa es que aparezcan, de nuevo, las imágenes que cada semana se recuerdan en Cuéntame.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad