La ministra de Educación, Isabel Celaá, que ha anunciado clases de repaso voluntarias en verano y que el curso escolar termine en junio / EFE

Celaá impone clases voluntarias en verano y acabar el curso en junio

stop

El Ministerio de Educación descarta el aprobado general y deja en manos de las autonomías las actividades de repaso "con el concurso del voluntariado"

Sergi Ill

La ministra de Educación, Isabel Celaá, que ha anunciado clases de repaso voluntarias en verano y que el curso escolar termine en junio / EFE

Barcelona, 15 de abril de 2020 (17:16 CET)

El Ministerio de Educación ya tiene un plan para terminar el curso tras la incertidumbre generada desde la aplicación del estado de alarma por coronavirus. Isabel Celaá ha pactado con las comunidades autónomas la realización de actividades de refuerzo durante los meses de verano, "en formas diversas y combinadas con actividades lúdicas". 

La ministra ha mantenido una reunión telemática con los consejeros de educación regionales, para definir un plan conjunto para poner fin al curso escolar tras la abrupta interrupción del coronavirus en España. El curso terminará en el mes de junio, como estaba previsto antes del estado de alarma

Las actividades educativos del verano pensadas para los alumnos y que programarán las diferentes consejerías de Educación "pueden estar promovidas por otras administraciones u organizaciones, contando con el concurso del voluntariado y en contacto con los centros educativos y sus docentes". 

Sin aprobado general

La idea del aprobado general queda completamente descartada por la administración, idea a la que se oponía el Consejo Escolar de España y la mayoría de la comunidad educativa. La repetición de curso será una excepción, así que los alumnos pasaran de curso de forma masiva salvo excepciones. 

Las actividades que están previstas para este verano serán lúdicas y siempre voluntarias, pensadas en especial para aquellos alumnos que necesiten refuerzo escolar: "Las administraciones educativas organizarán o apoyarán la realización de actividades de refuerzo en el periodo estival, en formas diversas y combinadas con actividades lúdicas, que pueden estar promovidas por otras administraciones u organizaciones". 

El ministerio también se plantea que las actividades cuenten "con el concurso del voluntariado y en contacto con los centros educativos y sus docentes". El ministerio también plantea, según el mencionado diario, que los profesores se apoyen en el curso que viene para explicar conceptos relacionados con este año académico. 

Autonomías díscolas

Algunas comunidades autónomas ya han empezado a vislumbrar cómo será su sistema de evaluación. Madrid ya anunciado que concentrará el peso para pasar de curso a los dos primeros trimestres para evaluar el presente curso escolar, y no se valorará el temario que los alumnos hayan podido perder por culpa del Covid-19

El gobierno del País Vasco ha sido el primer díscolo con la decisión de Celaá, puesto que descarta abrir las aulas en julio para organizar actividades educativas voluntarias. El Ejecutivo autonómico además ha anunciado que se deja la opción de acabar el curso la primera semana de ese mes para los alumnos de segundo curso de bachillerato


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad