Pedro Sánchez con Josep Sánchez Llibre en la visita que realizó el presidente del Gobierno a la sede de la patronal Foment del Treball en febrero pasado /FTN

Foment exige al Gobierno aplazar las declaraciones y pagos tributarios

stop

Josep Sánchez Llibre (Foment del Treball y CEOE) envía una carta a Pedro Sánchez en la que planea un aplazamiento fiscal

Josep Maria Casas

Economía Digital

Pedro Sánchez con Josep Sánchez Llibre en la visita que realizó el presidente del Gobierno a la sede de la patronal Foment del Treball en febrero pasado /FTN

Barcelona, 19 de marzo de 2020 (15:25 CET)

El presidente de la patronal catalana Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, reclamó este jueves por carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aplazar tres meses la presentación de las declaraciones y autoliquidaciones tributarias a causa del estado de alerta por la pandemia de coronavirus.

Ante una situación excepcional como la actual, el presidente de Foment del Treball y vicepresidente de la CEOE reclama que se suspenda la presentación, o como mínimo el ingreso, de declaraciones y autoliquidaciones tributarias independientemente de su importe y de quienes las realicen. Además, no se deberían exigir intereses. Este aplazamiento debería tener una duración mínima de tres meses.

En la carta dirigida al presidente del Gobierno, advierte que las medidas económicas que se han adoptado hasta ahora tienen una “muy limitada flexibilización de plazos” para la realización de ciertos trámites tributarios.

Sánchez Llibre reprocha al Gobierno que, en estas medidas, haya dado “muy poco o ningún protagonismo” a la política fiscal y tributaria para reducir el impacto de la crisis del coronavirus en las empresas.

Garantizar la cadena de pagos

Sánchez Llibre recalca en la carta que sus peticiones van encaminadas a favorecer “el mantenimiento de la cadena de pagos, de la tesorería de las empresas, del empleo y del consumo”. Para ello, exige fraccionar los pagos. Añade que esto permitirá “una salida mucho más acelerada de la situación cuando se supere la crisis ".

Califica de “extravagancia” el hecho de tener que pagar IRPF y el impuesto de sociedades del ejercicio de 2019, cuando en el de 2020 habrá, en muchos casos, bases imponibles negativas a compensar en los siguientes ejercicios.

Por ello, Fomento “aconseja si no exige” la suspensión de los plazos de presentación de autoliquidaciones y liquidaciones, así como su pago. Como mínimo, por tres meses.

Sánchez Llibre entiende que el Gobierno "parece olvidarse de que, como ha manifestado reiteradamente el Tribunal Constitucional, los tributos, además de ser un medio para recaudar ingresos públicos, sirven como instrumentos de política económica general y para asegurar una mejor distribución de la renta nacional".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad