Pedro Sánchez escucha las intervenciones de los representantes de la oposición esta mañana en el Congreso de los Diputados. Defendió las medidas adoptadas para paliar el estado de alarma. /EFE/Mariscal

La oposición apoya la salida de la crisis de Sánchez

stop

El presidente del Gobierno obtiene el visto bueno de todos los grupos políticos al plan de medidas para paliar el estado de alerta por el coronavirus

Josep Maria Casas

Economía Digital

Pedro Sánchez escucha las intervenciones de los representantes de la oposición esta mañana en el Congreso de los Diputados. Defendió las medidas adoptadas para paliar el estado de alarma. /EFE/Mariscal

Barcelona, 18 de marzo de 2020 (14:08 CET)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, agradeció este miércoles en el Congreso el apoyo que ha recibido de todos los grupos a la aplicación del estado de alerta y, especialmente, por parte del grupo popular.

Al finalizar el pleno de casi cinco horas de duración, con pocos diputados por las medidas de prevención, Sánchez constató que la crisis del coronavirus ha cambiado el debate político, incluso sobre la convivencia o las medidas económicas, que no volverán a ser las mismas. Recalcó que, con la unidad de todas las formaciones, deben encarar el reforzamiento del estado del bienestar y del sistema sanitario. Para ello, pidió que todos los grupos colaboren en la elaboración de unos “presupuestos de reconstrucción social y económica”.

Sánchez subrayó que “no voy a confrontar con ninguno” porque su apuesta es la de actuar “unidos” en la lucha contra las consecuencias de la pandemia de coronavirus. Por dos veces, rogó al PP que colabore en la elaboración de unos presupuestos de “recostrucción” que se abordarán cuando se supere la actual emergencia sanitaria. Pidió el mayor consenso posible para aprobar las cuentas del Estado.

No obstante, Pablo Casado le brindó apoyo en la aplicación del estado de alerta, pero evitó referirse a la negociación de unos nuevos presupuestos. Indicó que la prioridad en estos momentos es contener la pandemia. “Señor Sánchez haga lo que tenga que hacer y no vuelva a defraudar a los españoles”, recalcó el líder popular.

Sánchez se mostró confiado en que rebotará la economía después de la crisis del coronavirus. Indicó que no es lo mismo un shock como este en una economía débil que en una que estaba en crecimiento como la española. Incluso puso como ejemplo la Alemania que surgió de la Segunda Guerra Mundial. Indicó que, cuando se recuperase la economía, debían “robustecer” el estado del bienestar.

Defensa de lo público

El presidente del Gobierno hizo una defensa de lo público. Insistió en que se debe aprovechar esta crisis para que el Estado se haga “mucho más fuerte”. En este sentido, recordó la creación de una comisión de evaluación del sistema sanitario para corregir sus debilidades.

En el turno de réplica a los grupos, fue especialmente duro con Iván Espinosa de los Monteros, de Vox, por cargar contra la gestión de la crisis del coronavirus a toro pasado. Aconsejó humildad a todos. El presidente se comprometió a que “la humildad será mi guía de actuación”.

En su primera intervención,  el diputado de Vox propuso eliminar las subvenciones a partidos, sindicatos y organizaciones empresariales, así como el cese de los vicepresidentes Carmen calvo y Pablo Iglesias.

Respecto a las críticas de Gabriel Rufián, especialmente por el despliegue de las Fuerzas Armadas, Sánchez le recordó al diputado de ERC que el Ejército construyó hace unos meses un puente provisional en Montblanc (Tarragona), localidad gobernad un exalcalde republicano, a raíz de las tormentas catastróficas. Sánchez subrayó que “el Ejército está para ayudar”. Precisamente, al Ejército se le encomendará la atención de las personas sin hogar entre otras misiones.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad