Roche logra la aprobación de la FDA para su diagnóstico sobre el Covid-19

Un infectólogo de Vall d'Hebron augura el fin del virus en dos semanas

stop

Un infectólogo de Vall d'Hebron sostiene que la propagación del virus será mínima en dos semanas y que los rebrotes de gran magnitud son "improbables"

Barcelona, 24 de mayo de 2020 (20:45 CET)

El jefe del área de Enfermedades Infecciosas del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, Benito Almirante, asegura que el coronavirus se encuentra en su fase final, que la propagación del virus será mínima en breve y que los rebrotes de gran magnitud son "improbables".

Según el infectólogo, "la enfermedad va a la baja y es muy probable que en un período de dos o tres semanas sea absolutamente marginal" gracias a las medidas de protección y al confinamiento de la población. 

Almirante, en una entrevista en Betevé, ha comparado la evolución de la Covid-19 con la de otras enfermedades víricas como la gripe para reflejar que ambas "tienen una subida muy importante, un patrón que dura varias semanas y un descenso gradual hasta que prácticamente desaparece en la época estival".

El especialista también ha confirmado que los niños y adolescentes tienen un riesgo muy bajo de transmitirla entre ellos mismos o a otras personas. Esto se debe, según el médico, a que tienen poco desarrollada una molécula que tienen los adultos en la mucosa respiratoria y que sirve al virus para infectar, como una especie de receptor que propaga la infección al resto del organismo.

Los casos de Covid dejan de infectar a otras personas a los 11 días

El infectólogo ha contribuido así a rebajar algunas de las alarmas existentes respecto a la pandemia, particularmente las relacionadas con el rebrote.

Otro estudio conocido recientemente también ha cuestionado algunas de las medidas de seguridad que se están tomando por innecesarios, puesto que ha concluido que la cuarentena de 14 días para evitar contagios es algo exagerada aunque muchos países la están aplicando.

Según una investigación realizada por el Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas y el Capítulo de Médicos de Enfermedades Infecciosas de la Academia de Medicina de Singapur, los casos de coronavirus dejan de ser infecciosos a los 11 días de haberse contraído.

A pesar de que algunos pacientes pueden seguir dando positivo, el resultado de la prueba no equivale a la capacidad de infectar que tenga la persona contagiada. El estudio llegó a estas conclusiones tras analizar 73 casos de pacientes con coronavirus en el país asiático, como recoge Bloomberg.

El motivo se deriva de que la prueba es capaz de detectar partes del genoma del virus. Sin embargo, no se ha podido demostrar si esos fragmentos del virus —cuando el coronavirus no está intacto— pueden infectar a más personas.

Con el reciente descubrimiento, las políticas de cuarentena en todo el mundo podrían verse modificadas. Y es que, como en el país asiático, muchos países solo dan de alta a los pacientes cuando estos dan negativo en los test. Singapur, de hecho, exige dos negativos en los test. 

Según el doctor Asok Kurup, de la Academia de Medicina de Singapur, no es necesario esperar a que salgan más datos porque hay que ayudar a descolapsar los hospitales. 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad