Cristina de Borbón, imputada por dos delitos fiscales

stop

Los magistrados de la Audiencia de Palma eximen a la hermana del Rey de delito por blanqueo de capitales

La infanta Cristina, a la salida de los juzgados de Palma | EFE

07 de noviembre de 2014 (12:59 CET)

La justicia confirma la imputación de la hermana del Rey. La inusual imagen de Cristina de Borbón sentada en el banquillo de los acusados del pasado 8 de febrero se podría volver a repetir. La Audiencia de Palma la exime de un delito de blanqueo de capitales pero no la exculpa de dos delitos fiscales, que le llevarán de nuevo ante la justicia en el marco del caso Nóos.

Los magistrados de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma, encargada por reparto de la resolución de los recursos del juzgado de José Castro tenían en sus manos desimputar a la hija del rey Juan Carlos I, tal y como pedía la defensa y la fiscalía, pero finalmente ha decido mantener parte de la imputación dictada por el magistrado.

El juez la acusa de haber evadido 337.138 euros en las declaraciones del IRPF de 2007 y 2008.

Su primer paseo como imputada

La imagen de una Borbón saliendo de las instancias judiciales como acusada podría volver a dar la vuelta al mundo, como pasó el pasado 8 de febrero. Ese día, trece pasos separaron al coche de la infanta de la sede judicial de Palma de Mallorca donde permaneció ocho horas.

A la salida del juzgado, los abogados de la hija del rey Juan Carlos I mostraron su satisfacción con la declaración de Cristina, en la que eludió toda responsabilidad con continuas evasivas y excusándose en la ignorancia de los negocios de su marido, Iñaki Urdangarin. Una defensa centrada en la “fe en el matrimonio y amor a su marido”, como dijo uno de sus abogados, Jesús María Silva.

La infanta defendió la imagen de una mujer que vivía a oscuras de los negocios de su marido pese a ser socia al 50% de la empresa Aizoon, utilizada para blanquear un millón de euros de procedencia de contratos públicos a través del Instituto Nóos.

Castro mantuvo su imputación

Aunque sus palabras no convencieron al juez instructor del caso, el magistrado José Castro, quien mantuvo la imputación de Cristina por considerarla cooperadora necesaria de los delitos fiscales que habría cometido Urdangarin. Tras el pronunciamiento de Castro, se abría la puerta a la interposición de un recurso ante la Audiencia, la que hoy la exculpa de parte de las acusaciones --blanqueo de capitales--, pero mantiene la imputación por delitos fiscales.

El auto no es más que un punto y aparte en el caso Nóos. Ahora se abre la puerta al juicio que podría empezar el próximo año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad