Cs, PP, PSOE y Podemos se disputan el voto de los indecisos. En la imagen, el líder de Ciudadanos y candidato presidencial, Albert Rivera, en un acto el 2 de abril en Madrid. Foto: EFE/NRC
stop

Las formaciones tienen un mayor porcentaje de indecisos entre sus simpatizantes, mientras que Vox y los nacionalistas acusan una mayor fidelidad

Alessandro Solís

Economía Digital

Cs, PP, PSOE y Podemos se disputan el voto de los indecisos. En la imagen, el líder de Ciudadanos y candidato presidencial, Albert Rivera, en un acto el 2 de abril en Madrid. Foto: EFE/NRC

Barcelona, 07 de abril de 2019 (10:35 CET)

Las elecciones generales del 28 de abril se asoman. A tres semanas de los comicios, la incertidumbre es la única certeza, y el cruce de resultados de los sondeos hasta ahora abre múltiples posibilidades respecto a los nuevos inquilinos de la Moncloa. A su vez, una parte considerable del electorado se hace eco de esta desorientación, dado que un nuevo sondeo revela que el voto de uno de cada tres españoles aún no está decidido.

Los partidos compiten en la recta final hacia el 28-A para conquistar casi el 30% de los votantes indecisos, unos con mayor urgencia que otros. Mientras Ciudadanos, PP, PSOE y Podemos se alejan de tierra firme, amén de tener los simpatizantes menos determinados respecto a quién apoyarán en las urnas, otras formaciones como Vox y los nacionalistas acusan una mayor fidelidad entre sus afiliados.

En concreto, el 28,7% de los ciudadanos ve probable que su voto se transforme de hoy a las elecciones generales, según el barómetro de GAD3 que publica este domingo ABC. La campaña electoral, que comienza oficialmente este jueves a la medianoche, será determinante para guiar a este elevado porcentaje de votantes indecisos hacia una determinación firme al momento de encarar la papeleta.

Así las cosas, el "elemento sorpresa" vuelve a posicionarse en la contienda electoral como potencial caballo de Troya para las formaciones que se cruzaron de brazos ante los alentadores pronósticos de las encuestas. El precedente más inmediato lleva a Andalucía, donde el sector de indecisos en las autonómicas del pasado diciembre terminó por dar la sorpresa al tomar fuerza Vox precisamente en periodo de campaña.

La fidelidad a Cs, PP, PSOE y Podemos

El riesgo de fuga es más palpable para Cs que para cualquier otra formación. El partido de Albert Rivera juega este importante encuentro en arena movediza, dado que casi el 40% de sus electores o simpatizantes no descartan que en las próximas tres semanas otra lista de candidatos o programa de gobierno les convenza de no vestir de color naranja esta vez, según reflejan sus respuestas a la pregunta "¿Es probable que cambie su voto?".

La fidelidad que tiene Ciudadanos en este momento es de apenas el 56%, la más baja de todos los partidos incluidos en la encuesta. Los de Pablo Casado, por su parte, cuentan con el apoyo del 71% de sus simpatizantes, pero confiarse sería un grave error, en el tanto el 27% de los encuestados también creen que hay posibilidades de que sus votos cambien antes de la cita del 28-A.

PSOE y Unidas Podemos tienen el mismo resultado: el 75% de los votantes de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias están decididos, y el 22% aún no. Los mejor parados en este sentido son Vox y los partidos nacionalistas, con una fidelidad del 79 y el 80%, respectivamente. El partido de Santiago Abascal tendrá que convencer a un 19% de simpatizantes de votar por él, mientras que los nacionalistas tienen un 18% de indecisos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad