Cuatro monarcas europeos aún se aferran a la corona

stop

La abdicación de Juan Carlos I incrementa la presión para que Isabel de Inglaterra, Margarita de Dinamarca, Carlos Gustavo de Suecia y Harald de Noruega pasen el testigo a sus hijos

Isabel II de Inglaterra, Carlos Gustavo XVI de Suecia, Margarita II de Dinamarca y Harald V de Noruega | ED

02 de junio de 2014 (21:33 CET)

La abdicación del Juan Carlos de Borbón ha coincidido con otro aniversario monárquico en Reino Unido. La reina Isabel fue coronada en la londinense Abadía de Westminster también un 2 de junio, de 1953. Su reinado, de 61 años, es el más largo de todo el continente y se resiste, a sus 88 años, a ceder el cetro a su hijo Carlos, quien soplará 67 velas en noviembre. Él es el heredero veterano de quienes esperan pacientes un relevo generacional como el del España. Hay otras tres monarquías que se resisten a dar el paso, además de la británica: Dinamarca, Suecia y Noruega.

El trauma de la abdicación en Inglaterra

Según la prensa inglesa, Carlos deberá esperar paciente. “Abdicación es una palabra muy impopular en el hogar de la reina”, señalaba este lunes el historiador y experto en la Casa Real británica Hugo Vickers a los medios del país. La última que ocurrió casi se lleva por delante la institución. Se trata del tío de la reina, Eduardo VIII, en 1936 debido al romance que mantenía con la divorciada estadounidense Wallis Simpson. Este suceso marcó a Isabel II y parece ser que morirá con la corona puesta.

Los medios del país incluso señalan el buen estado de salud de la reina y que goza de gran popularidad entre la ciudadanía. De hecho, el rotativo The Guardian ha realizado una encuesta para saber la aceptación de una posible abdicación de la monarca. Estará abierta hasta el miércoles y muestra, por ahora, un resultado dividido: el 51% de los participantes señalan que no frente al 49% que apuestan por el .

El rey que no sabía hablar en público

Menos popularidad ostenta el rey Carlos Gustavo XVI de Suecia. Su reinado cumplirá el próximo septiembre 41 años. Disléxico, como sus dos hijos mayores, no se molestó en desmentir la imagen de fiestero que mostró una bibliografía no oficial que también aireaba sus múltiples infidelidades. Tampoco ayudó a su reputación personal una grabación que vio la luz en la que uno de sus amigos más íntimos intentaba comprar unas supuestas fotos comprometidas del monarca.

Tampoco es afortunado en sus declaraciones. Ha llegado a sembrar la polémica incluso en Nueva Zelanda, cuando en 1989 aseguró que si la primera ministra no podía solucionar el problema de la caza ilegal de focas cómo podría cuidar del pueblo. Él mismo reconoció que no tiene la habilidad de hablar en público. A diferencia de su padre, la heredera, Victoria, goza de gran popularidad en el país. Parece ser que está más cerca que nunca de convertirse en reina de Suecia.

Dinamarca y Noruega

Margarita II de Dinamarca es la segunda reina con más años en el trono de su país. Se puso la corona a los 31 años en 1972. Antes, se tuvo que adaptar la Constitución del país. Sólo permitía la sucesión masculina. Es popular en Dinamarca, igual que su hijo Federico (46 años). Casado con la australiana Mary Donaldson, tiene cuatro hijos.

El otro rey del norte, Harald V, sólo lleva 22 años en el trono de Noruega. Lo más polémico de su reinado han sido sus hijos. El heredero, Haakon, por casarse con una madre soltera de reputación polémica, Mette-Marit. Su hermana, Marta Luisa, básicamente por sus declaraciones esotéricas. Ha llegado a afirmar que su alma levita y que cada día habla con su ángel de la guardia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad