Jaume Roures, fundador de Mediapro. /EFE

Denuncian a Jaume Roures por decir en TV3 que la Guardia Civil tortura

stop

La Unión de Oficiales de la Guardia Civil presenta una querella criminal contra el dueño de Mediapro por injurias y calumnias

Barcelona, 04 de junio de 2020 (18:10 CET)

Jaume Roures ha desatado la ira de muchos agentes de la Guardia Civil esta semana, después de sugerir en el programa Preguntes freqüents de TV3 que el cuerpo policial ha practicado torturas. La Unión de Oficiales del cuerpo policial ha presentado una querella criminal por injurias y calumnias contra el dueño de Mediapro, el gigante audiovisual que en diciembre de 2019 compró El Terrat, la productora de Andreu Buenafuente que está detrás del programa de la televisión autonómica en que se vertieron tales acusaciones.

El empresario visitó el plató de TV3 el pasado sábado para hablar del cese del coronel de la Guardia Civil de Madrid, Diego Pérez de los Cobos, "y de las conexiones que podría tener con las cloacas del estado", según anunció la televisión catalana antes de su emisión. Roures, desde luego, se sumó en el programa al relato de que el informe sobre el 8M que entregó la Guardia Civil a la jueza que investiga las manifestaciones feministas era falso y que respondía a un plan para desprestigiar al Gobierno.

Para el dueño de Mediapro, "si uno es capaz de torturar", como cree que lo es la Guardia Civil, "lógicamente" también es capaz de "manipular un informe con mentiras", lo que ha calificado de "pecado venial, comparado con torturar", que "es una de las cosas más abyectas que se puede hacer a un ser humano". Es decir, que Roures justificó la premisa de que el informe sobre el 8M es falso porque la Guardia Civil ha estado detrás de actos de tortura, algo que ya ha denunciado en algunas ocasiones la ONU.

La Unión de Oficiales, la asociación profesional con mayor representatividad en la Guardia Civil, ha señalado que "estas afirmaciones pueden representar un delito de injurias y calumnias", razón por la que ha interpuesto una querella ante el juzgado de instrucción de Barcelona, según un comunicado publicado este miércoles.

"Nos vemos obligados a actuar"

"No nos interesa la política, nos interesa defender el honor y la profesionalidad de la Guardia Civil", ha anunciado la Unión de Oficiales en su cuenta de Twitter. "A través de diferentes sectores y medios han tratado de poner en tela de juicio la labor realizada por los investigadores del cuerpo, y además se ha generado la sensación de que la Guardia Civil vulnera los principios de legalidad y de neutralidad política", ha denunciado en un vídeo colgado en la misma red social el vicepresidente de la asociación, Javier Montes.

"Ahora vemos cómo el señor Jaume Roures ha realizado unas gravísimas declaraciones en las cuales ha manifestado que la Guardia Civil ha realizado torturas y que además procede a alterar informes", ha añadido Montes. "No vamos a permanecer impasibles ante el intento de ensuciar el honor de la Guardia Civil, que lo único que hace es cumplir fielmente los mandatos constitucionales, velando por la seguridad ciudadana y por las libertades públicas, independientemente del partido político que gobierne".

En otro mensaje, el comandante afirma que "nos vemos obligados a actuar contra aquellos que tratan de ensuciar la imagen de la Guardia Civil y de todos aquellos que la componemos".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad