No hay derrotas en la burbuja soberanista. Foto: EFE/Susanna Sáez/Archivo

La Diada, de rebajas: la ANC pincha en inscritos

stop

Las últimas cifras de la ANC invitan a creer que la próxima Diada sufrirá un nuevo descenso

Barcelona, 20 de agosto de 2018 (20:10 CET)

Quedan exactamente 22 días para la Diada y parece que el independentismo se aboca a una convocatoria en la que no le será tan fácil cumplir con su objetivo de llenar la Diagonal de Barcelona desde el Palau Reial a Glòries.

Las últimas cifras que la ANC ha facilitado a RAC1 en la mañana de este lunes señalan que hay 40.000 personas inscritas, 10.000 menos que el año pasado en las mismas fechas.

La pérdida de asistencia de un año a otro es un “desajuste” —en palabras de los portavoces de la entidad soberanista— motivado por la presentación tardía del calendario de actos en tres meses respecto al de anteriores convocatorias.

Aseguran, no obstante, que las cifras aumentarán y ponen como argumento que ahora mismo llevan 150.000 camisetas vendidas.

La ANC considera que el número de asistentes crecerá

Pero lo cierto es que la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, reconoció el pasado domingo errores en el papel de la organización. Paluzie aseguró que quizá no fue acertado “implicarse demasiado” con los partidos políticos. 

La Diada de este año estará marcada por el referéndum ilegal del 1 de octubre, la Declaración Unilateral de Independencia (DUI), la aplicación del artículo 155 y la entrada en prisión de los líderes independentistas.

Años de descensos 

Las cifras provisionales invitan a creer que la Diada se encaminaría a un nuevo descenso. Lejos quedan las cifras de 2012, cuando se produjo la primera gran manifestación con el lema Catalunya: nou estat d’Europa. En un año marcado por la crisis económica, los organizadores consiguieron congregar a dos millones de manifestantes.

Pero el entusiasmo se fue apagando en los años posteriores. Así, en 2013, con el cambio de formato y la organización de una gran cadena humana que atravesó toda Cataluña, se dieron cita 1,6 millones de catalanes; en 2014 asistieron 1,8 millones bajo el lema Ara és l' hora, y en 2015, con disparidad de cifras, se calculó que llenaron las calles 1,4 millones de personas. 

Los dos últimos años fueron los peores. 2016 fue la primera vez en la que los independentistas hablaron de una participación por debajo del millón de asistentes y el pasado año, 2017, fue oficialmente de 500.000 asistentes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad