Dirigentes de CiU presionan otra vez a Mas para que no convoque el 27S

stop

ELECCIONES 24M

Noche electoral del 24M

Barcelona, 25 de mayo de 2015 (13:45 CET)

Los esfuerzos se han redoblado. Ahora ya tienen el resultado de Barcelona. Es un dato tangible. No hay interpretaciones ni percepciones. CiU ha perdido la alcaldía, y los mismos dirigentes que llevan meses tratando de reorientar al President Artur Mas insisten en que debería reflexionar sobre la convocatoria electoral del 27 de septiembre.

No se hacen ilusiones. "Mas seguirá, probablemente, adelante". Pero siempre queda una posibilidad. Las elecciones municipales no han sido buenas para CiU, aunque se destaque que es la primera fuerza municipalista. Se ha perdido Barcelona, y muchos votos. De los 778.042 sufragios de 2011 a los 667.683 de este domingo.

La nueva dinámica en Barcelona

Es la primera fuerza, sí, a distancia de los 529.350 votos del PSC, que queda segundo. Pero CiU sólo ha logrado ser primera, en las diez principales ciudades de Cataluña, en Reus, y a un solo concejal de la CUP, curiosamente.

Es es la realidad. Ni en Barcelona, ni en el resto de grandes ciudades, donde está el grueso de la población catalana. Los propios dirigentes de CiU, miembros de la ejecutiva de Convergència, y también miembros del Govern, con consellers tanto de CDC como de Unió, admiten que en las elecciones autonómicas el voto es diferente, y que, en la propia ciudad de Barcelona, se podría producir un gran apoyo al proceso soberanista, planteado el 27S como un plebiscito, pero señalan que la dinámica puede ser ahora diferente.

Y es que Barcelona en Comú, que lidera Ada Colau, ya ha manifestado su intención de buscar apoyos en ERC, que ha obtenido cinco concejales. Si fructifica, el papel de ERC con CiU podría variar.

Sin poder en las grandes ciudades

Pero es que no es sólo Barcelona. En la segunda ciudad de Cataluña, en L'Hospitalet, CiU ha pasado de cuatro concejales a sólo uno. Y se supone que la federación nacionalista quería avanzar en el área metropolitana. En el resto de ciudades, hasta la décima, sólo tiene opciones en Reus, porque Girona --en manos de CiU--, que es la siguiente, está por detrás de Reus en población, con 97.227 habitantes, por los 104.000 de la localidad de Tarragona.

Con esos datos sobre la mesa, algunos dirigentes de CiU piden a Mas que reflexione, como apuntó Economía Digital. Legalmente, debería convocar elecciones en otoño de 2016. Dispone de más de un año. Y en ese lapso podrían cambiar muchas cosas. Si no lo hace, y con la tendencia apuntada en las elecciones municipales, la fragmentación en el Parlament podría invalidar cualquier operación para sacar adelante el proceso soberanista. Mas lo sabe. Pero también se comprometió a convocar el 27S.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad