Dos sondeos avalan los cálculos de Sánchez y cifran el enfado general. Foto: EFE

Dos sondeos avalan los cálculos de Sánchez y cifran el enfado general

stop

Los populares y los socialistas serían los principales beneficiados de una repetición electoral y Cs sería el partido que más pierde

Barcelona, 22 de septiembre de 2019 (10:40 CET)

Las encuestas electorales coinciden en los resultados e indican que el Partido Socialista (PSOE) volvería a liderar en escaños en las elecciones generales del próximo 10 de noviembre (10-N). 

En los sondeos encargados por La Vanguardia –de GAD3– y El País –40dB– la formación de Pedro Sánchez se coloca en primera posición y lo harían incluso con mayor margen que el 28 de abril –cuando obtuvieron 123 diputados– con un resultado de 132 escaños. La encuesta de de GAD3 es incluso más optimista y les da 134 escaños a los socialistas. Pedro Sánchez es también el dirigente más valorado (2,6 sobre 5). Pese a la mejora en el resultado, la formación de Sánchez seguiría lejos de la mayoría absoluta, situada en 176 escaños, y se vería obligada a pactar. 

Ambos sondeos coinciden en que el principal beneficiado de la repetición electoral sería el Partido Popular (PP). Los resultados consolidarían a los de Pablo Casado en el segundo puesto –con 94 escaños según 40dB y con 87 según GAD3–, que ganaría una veintena de diputados y se afianzaría como líder de la oposición. 

En cuanto a Unidas-Podemos, pese a la amenaza de la división interna suscitada por Íñigo Errejón con Más Madrid, la confluencia de fuerzas moradas conseguiría entre 37 y 38 escaños, un leve retroceso respecto al resultado que obtuvo en las pasadas elecciones. Y la ultraderecha de Vox limitaría también sus pérdidas a siete décimas y cinco o seis diputados (de 24 a 19 o 18) pese a que transfiere al PP un porcentaje de electores superior al que abandona Ciudadanos para respaldar a los populares.

Batacazo de Ciudadanos

La peor noticia es para la formación de Albert Rivera. Los naranjas serían el partido más perjudicado en la próxima cita electoral, puesto que las encuestas les dan entre 34 y 41 escaños, quedando lejos del resultado obtenido en las últimas elecciones generales (57). Casi directamente se puede hacer la lectura de que los votos de Cs bascularían hacia el PP. 

El resto de formaciones de la Cámara registrarían ligeros descensos, aunque sólo en el caso de ERC (que cedería uno o dos escaños) y de Coalición Canaria (uno) el retroceso tendría un reflejo en su representación parlamentaria. El PNV repetiría sus seis escaños actuales, lo mismo que Compromís (uno) o el PRC (uno).

En el podcast de La Plaza de esta semana, los expertos analizan el clima electoral y la situación de la izquierda

Evitar la abstención

Con estos datos, del todo provisionales, en pleno proceso de interiorización del fracaso de formar Gobierno, la movilización vuelve a ser la tarea más imperiosa para los partidos. De momento, el clima social nada tiene que ver con el existente en la primavera pasada, cuando los ciudadanos fueron convocados a las urnas el 28 de abril, para unas elecciones generales, y unas municipales, autonómicas y europeas, un mes después.

Entonces, se produjo una fuerte movilización de la izquierda, con el acicate de impedir la formación de un Gobierno con la suma del PP, Ciudadanos y Vox, a la manera del acuerdo sellado en Andalucía. El objetivo era conseguir con el voto que el bloque de la derecha no sobrepasara a la izquierda. La participación llegó entonces al 75%, mientras que las previsiones actuales muestran un porcentaje que no alcanza el 63%, según estos primeros estudios.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad