El ayuntamiento de Barcelona investiga si los contratos a Efial-CGI se ajustaron a la legalidad.

Barcelona dio 62 contratos a la consultora del 3% desde 2009

stop

La consultora Efial había facturado casi 1,4 millones al ayuntamiento de Barcelona por 62 contratos adjudicados entre 2009 y 2016

Barcelona, 13 de abril de 2017 (16:22 CET)

La consultora Efial y su sucesora CGI, investigadas por supuesto desvío de fondos aprovechando su labor como asesoras municipales, facturaron 1,38 millones de euros al ayuntamiento de Barcelona y diversos entes de este municipio.

El consistorio pagó esta cifra por 62 contratos firmados a partir de 2009, cuando gobernaba Jordi Hereu, y la mayoría de los acuerdos fueron adjudicados en la etapa de Xavier Trias hasta el 2015; pese a que el vínculo siguió hasta el año siguiente, ya con Ada Colau al frente de la administración municipal.

La investigación es una pieza separada del caso del 3%

Un juez de El Vendrell (Tarragona) ha puesto la lupa en esta consultora, investigada por infiltrarse en más de una veintena de ayuntamientos creando "ayuntamientos paralelos" para desviar fondos con informes a medida y usando estructuras societarias para "huir" del derecho administrativo usurpando la labor de secretarios e interventores, precisa el magistrado.

La investigación es una pieza separada del caso del 3%, y el juez cuenta con indicios de que Eifal-CGI ofrecía servicios para mejorar la gestión y optimizar las cuentas de los entes locales y aprovechaba el menor control público para desviar fondos.

El ayuntamiento le otorgó 62 contratos por casi 1,4 millones

En el caso de Barcelona, a Efial y CGI se les contrató en 62 ocasiones por 1.387.526 euros. El consistorio mismo adjudicó 33 contratos y dos expedientes de asesoramiento por valor de 543.780 euros entre 2009 y 2016, mientras que el Instituto Municipal de Hacienda le encargó dos expedientes y dos contratos por 421.901 euros entre 2013 y 2015.

El Instituto de Cultura de Barcelona le encargó nueve expedientes entre 2011 y 2015 por 301.397 euros, y eran contratos de asesoramiento contable, fiscal y de apoyo en la gestión económica. En tanto, el Instituto Municipal de Urbanismo recurrió a Efial para elaborar seis expedientes de asesoramiento, que reportaron a la consultora unos ingresos de 95.520 euros entre 2011 y 2016.

Durante el mandato de Ada Colau, en 2016 se adjudicaron cuatro contratos y un expediente por un valor global de 81.311 euros, uno de ellos relativo al apoyo contable del departamento de bienestar animal y otro por un estudio alternativo a la financiación de la red de tranvía, según los datos que figuran en el sumario del caso.

El consistorio de Barcelona se comprometió a realizar una doble auditoría para detectar ilegalidades

Al destaparse en julio pasado la vinculación de Efial con Barcelona, tras la operación de la Guardia Civil en la que se constató la expansión de esta red -inicialmente radicada en Tarragona- a más de una veintena de ayuntamientos catalanes y del resto de España, el consistorio de Barcelona se comprometió a realizar una doble auditoría, interna y externa, para comprobar si sus encargos a la consultora se ajustaron a la legalidad.

Según la Fiscalía Anticorrupción, la red de Efial también estaría llevando a cabo en 2016 "una labor de asesoramiento en la redacción de un pliego concursal de explotación publicitaria" en el consistorio de Barcelona, por valor de 13 millones de euros.

En las escuchas telefónicas efectuadas por la Guardia Civil al responsable de Efial, Antoni Martos, investigado en la causa, se le oye hablar el 13 de enero de 2016 con una funcionaria de patrimonio del consistorio de Barcelona, que le indica que necesita un informe económico "totalmente inventado" para justificar el montante y sacar adelante el concurso.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad