Raül Romeva, Neus Munté, Artur Mas y Joan Rigol en la sesión del Pacto por el referéndum de este martes. La ejecutiva del pacto se disolvió. /EFE

La ejecutiva del pacto por el referéndum se disuelve

stop

La ejecutiva que hasta ahora lideró Joan Ignasi Elena deja las manos libres a Carles Puigdemont para que anuncie la pregunta del referéndum

Economía Digital

Raül Romeva, Neus Munté, Artur Mas y Joan Rigol en la sesión del Pacto por el referéndum de este martes. La ejecutiva del pacto se disolvió. /EFE

Barcelona, 06 de junio de 2017 (20:21 CET)

La comisión ejecutiva del Pacto por el referéndum, liderada por el exdiputado socialista Joan Ignasi Elena, se ha disuelto. Esto no significa que desaparezca esta entidad, si bien a partir de ahora tendrá otro cometido, que queda por definir. En su tercera reunión, esta plataforma siguió defendiendo un referéndum pactado con el Estado, aunque dejó las manos libres al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para que esta misma semana anuncie la fecha y la pregunta del referéndum de independencia.

Elena dejó claro que el pacto “ni avala ni desautoriza ninguna de las decisiones que tome el gobierno de la Generalitat”. Por tanto, no censura un referéndum unilateral, aunque defienda la fórmula del pacto. Puigdemont tampoco les ha pedido apoyo explicito para la vía unilateral.

El objetivo de la convocatoria del pacto de este miércoles era evitar la ruptura entre los partidarios del referéndum. En concreto, se trataba de retener a los comuns, o al menos a una fracción del nuevo partido que lidera Ada Colau.

Xavier Domènech aboga por la continuidad

Xavier Doménech, en nombre de los comuns, defiende la continuidad de este espacio como plataforma de debate. Gerardo Pisarello, el primer teniente de alcalde de Barcelona, se limitó a atacar al PP por su “inaceptable bloqueo”.

Las posiciones más enfrentadas se han dado, precisamente, entre los representantes de los comuns y los de la CUP, abanderados en esta ocasión por el diputado catalán Benet Salellas. La CUP considera que el pacto ha “caducado” y que se debe “reformular”. Apuestan porque desde esta plataforma se impulse un debate ciudadano sobre el sí o el no a la independencia.

Puigdemont garantizó la “seguridad” jurídica a los funcionarios de la Generalitat que colaboren en la organización del referéndum. Los sindicatos CC.OO y UGT insistieron en que no se les debe dejar desprotegidos. Sin embargo, estas dos centrales siguen defendiendo una consulta acordada con el gobierno central. También se encontraban en la sala algunos representantes de entidades empresariales, pero no se pronunciaron.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad