Los abogados de Carles Puigdemont, Paul Bekaert y Gonzalo Boye, el 29 de octubre de 2019 en Bruselas. Foto: EFE/SL

El abogado de Puigdemont celebra el error de Sánchez con la Fiscalía

stop

Gonzalo Boye celebra las polémicas declaraciones de Sánchez sobre el arresto de Carles Puigdemont y avanza que las utilizará en su defensa

Alessandro Solís

Economía Digital

Los abogados de Carles Puigdemont, Paul Bekaert y Gonzalo Boye, el 29 de octubre de 2019 en Bruselas. Foto: EFE/SL

Barcelona, 06 de noviembre de 2019 (19:47 CET)

Gonzalo Boye –el abogado de Carles Puigdemont– se frota las manos viendo en acción a Pedro Sánchez y a su equipo. El pasado fin de semana prácticamente "brindó" con los ministros en funciones Carmen Calvo y Fernando Grande-Marlaska por sus declaraciones sobre la activación de la orden europea de captura y entrega contra el líder huido. Y este miércoles se ha permitido ironizar con que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, debería sumarse a la defensa de su cliente por el lío que ha creado con los fiscales, ya que, en su opinión, solo hace que favorecer a Puigdemont.

Después de comprometerse en el debate electoral del lunes a traer a Puigdemont de vuelta a España para que rinda cuentas ante la Justicia española, Sánchez se ha jactado este miércoles de que hizo esta promesa porque la Fiscalía "depende" del Gobierno, dando a entender que el Ministerio Fiscal está bajo su control. La Asociación de Fiscales –mayoritaria en el ramo– no ha tardado en poner el grito en el cielo y ha defendido su independencia, y partidos como el PP han criticado que el líder socialista actúa "como abogado" del expresident al comprometer con sus palabras a la Fiscalía.

Como la campaña lo aguanta todo, en esta ocasión los populares y Boye se han alineado, pues algo muy parecido ha opinado el letrado. Después de criticar que Sánchez "hace suyo lo de 'la Fiscalía te lo afina' ", el abogado de Puigdemont ha ironizado con que el presidente en funciones, "más que ganar las elecciones lo que realmente quiere es que le fichemos para la defensa". Fuera bromas, su percepción es que lo que ha dicho Sánchez esta semana con respecto a la euroorden no puede menos que beneficiar el caso del líder independentista fugado a Bruselas.

Esta es una percepción que comparten otras fuentes de la defensa del dirigente nacionalista, según declaraciones recogidas por Europa Press. Los abogados han avanzado que incluirán en sus alegaciones ante la Justicia belga las polémicas declaraciones de Sánchez sobre la dependencia gubernamental de la Fiscalía. Es lo mismo que ya dijo Boye la semana pasada sobre otras declaraciones del Ejecutivo: "Calvo, Marlaska y otros candidatos se están transformando en una buena línea de defensa y nunca es tarde para agradecerlo, pero, qué duda cabe, sus manifestaciones resquebrajan la confianza entre estados".

Boye es de la opinión de que ni las declaraciones del Gobierno de Sánchez ni las distintas amenazas o presiones a la Justicia de otros países tendrán efecto. "Se rompe esa confianza cuando los políticos de un estado intentan que los jueces de otro se sientan presionados o cuando advierten con diversas consecuencias en caso de no actuar tal cual ellos esperan", escribió.

Puigdemont, a Sánchez: "Se vuelve a equivocar"

Puigdemont también ha reaccionado a las declaraciones de Sánchez. El expresidente catalán ha reprochado al presidente su "grave metedura de pata" y ha negado ser un "prófugo de la justicia" porque "estoy en manos de la justicia belga, como debería saber, que decretó mi libertad sin fianza". Y ha recordado que el asunto aún está por resolver, antes de criticar a Sánchez por intentar rectificar su "metedura de pata" alegando en un tuit posterior que "la Fiscalía cuenta con el respaldo del Gobierno en la defensa de la ley y del interés general".

El magistrado Pablo Llarena activó la euroórden contra Puigdemont el pasado 14 de octubre. El expresident compareció ante el juez belga el 18 de octubre. Se le dejó en libertad sin fianza, aunque no puede salir del país sin permiso. Esta semana, el Supremo también solicitó la detención de otros consejeros de su Govern, y este miércoles el Reino Unido rechazó detener a la exconsejera de Enseñanza, Clara Ponsatí, por considerar "desproporcionada" la petición española por el delito de sedición.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad