Carles Puigdemont en una conversación con sus abogados. / EFE

El abogado de Puigdemont choca con ERC por la amnistía para Junqueras

stop

Esquerra, que defiende la aprobación en el Congreso de una ley de amnistía para sortear la condena del Supremo, halla el rechazo de la defensa de Puigdemont

Barcelona, 08 de agosto de 2019 (12:42 CET)

La colisión entre los universos de Carles Puigdemont y Oriol Junqueras nunca termina. Nunca parece haber un último choque entre estos dos espacios, que prácticamente discrepan de todo.

A sus conocidas divergencias sobre las listas electorales, sobre la caducidad del gobierno de Quim Torra, sobre el papel que debe jugar la ANC en el procès y sobre el sentido del voto de los partidos independentistas en el Congreso han añadido una nueva discusión: la (in)conveniencia de impulsar una ley de amnistía en las Cortes españolas.

Los dirigentes independentistas están convencidos de que el Tribunal Supremo impondrá a Junqueras y a los otros once procesados una severa condena de prisión. Jaume Alonso-Cuevillas, abogado de Puigdemont y diputado en el Congreso de Junts per Catalunya, incluso pronosticó que las penas de cárcel oscilarán entre 8 y 12 años.

Ante esta circunstancia, los partidos independentistas ya han comenzado a debatir qué respuestas (políticas, jurídicas y sociales) deben articularse. Y no hay acuerdo.

Amnistía para Junqueras: una vía muerta

ERC rechaza la vía de solicitar el indulto porque entiende que supone la petición de perdón por parte del condenado. Defiende, en su lugar, la aprobación de una ley de amnistía en el Congreso. Pero el abogado de Puigdemont considera que ésta es una vía muerta: "No hagamos castillos en el aire. Nunca habrá una amnistía que favorezca a los presos políticos catalanes".

Esquerra tiene decidido que, tras la sentencia del Supremo, debe iniciarse una "una batalla política e ideológica" para conseguir una ley de amnistía, siguiendo los precedentes históricos de 1936 y de 1977. E incluso está convencida de que esta iniciativa puede hallar apoyos más allá de los partidos independentistas: el de Catalunya en Comú y, por qué no, la abstención del PSC. En todo caso, ahora mismo, su principal batalla es que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se pronuncie a favor de la inmunidad de Junqueras como eurodiputado electo.

Alonso-Cuevillas, en declaraciones elmon.cat, admite que la ley de amnistía "tiene una ventaja respecto al indulto, y es que no debería pasar por el control de los tribunales". En consecuencia, quedaría exclusivamente en manos de la cámara parlamentaria. Pero todo ello no es más que un escenario teórico sin ninguna aplicación práctica, puesto que el abogado de Puigdemont cree que ni el PSOE, ni el PP ni Ciudadanos aceptarán esta salida.

El indulto y la confusión con el arrepentimiento de Junqueras

Existen otras vías para rebajar la pena de los condenados. Está la del indulto, que, pese a lo que dice ERC, no requiere la petición de perdón por parte del condenado —aunque sí que se tiene en cuenta el grado de arrepentimiento del mismo—. "Puede, por ejemplo, perdonar la pena de prisión pero no la inhabilitación para cargo público", comenta Alonso-Cuevillas.

Un tercer mecanismo para aligerar la condena consistiría en reformar el código penal, de tal manera que se matizara lo que es delito de rebelión. "Si en vez de alzamiento público y violento, se llama levantamiento público y armado, entonces, en aplicación de la disposición más favorable al condenado, el delito de rebelión desaparecería en el caso de los presos políticos y los exiliados", reflexiona el abogado de Puigdemont.

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad