El alcalde de Sevilla recibe el primer toque de atención de la patronal tras 15 meses de gracia

stop

TRAS 15 MESES DE GRACIA

30 de septiembre de 2012 (22:10 CET)

Fue elegido nuevo Presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES) el pasado mayo pero hasta esta semana no se ha escuchado su voz. El joven empresario Miguel Rus, ha abierto la caja de los truenos y, de un plumazo, ha descargado con dureza contra el alcalde de Sevilla, el popular Juan Ignacio Zoido, a su vez presidente del PP en Andalucía. Rus no duda en hablar de “pérdida de confianza” en el gobierno municipal sevillano.

Rus es cabeza del grupo familiar Heliopol-Rusvel, fundado en 1921, uno de los más importantes de Andalucía, del sector de la construcción y la obra civil. Fue elegido por aclamación, en sustitución de Antonio Galadí, en la asamblea general de la patronal sevillana celebrada a finales de mayo.

Rus, que llevaba seis años al frente de la patronal de la construcción (Gaesco), no recibió el apoyo expreso a su candidatura del Presidente de la Confederación Empresarial de Andalucía (CEa), el veterano Santiago Herrero, aunque institucionalmente ahora escenifican mantener buenas relaciones.

Trabas a la patronal 

Los motivos de la discordia con el Ayuntamiento son varios. Los principales, no respetar por parte del equipo municipal la interlocución directa con la CES, la subida de tasas para cuadrar el presupuesto del consistorio, y las continuas trabas burocráticas a la actividad empresarial.

Una situación desmentida por Zoido, y el concejal delegado de Empleo, Economía, Fiestas Mayores y Turismo, Gregorio Serrano, quienes defienden que el contacto entre el Ayuntamiento y la patronal sevillana son "fluidas".

Paralización de proyectos

La paralización por parte del Ayuntamiento de importantes proyectos, es otra de las críticas de Miguel Rus. Entre ellos, el desarrollo del Caixaforum, el gran centro cultural que La Caixa quiere construir en las antiguas Atarazanas de Sevilla y cuya licencia de obras lleva un retraso de más de ocho meses.

Otra empresa, Decathlon, no logra desbloquear un ambicioso proyecto para instalarse con un gran centro en la Isla de la Cartuja, igualmente por problemas burocráticos que no logra agilizar el Ayuntamiento.

Además, Rus también exige a las administraciones que impulsen el dragado y la navegabilidad del río Guadalquivir para barcos de gran calado. “Que Sevilla se convierta en uno de los puertos más importantes de Europa es una ventaja competitiva que no debemos desaprovechar”, asegura Rus.

Retrasos de la Junta 

Aunque el presidente de la patronal sevillana ha centrado su crítica en el gobierno de Juan Ignacio Zoido en Sevilla, no ha querido dejar de lado la grave situación de impagos por parte de la Junta de Andalucía. Miguel Rus no ve otra solución que cuanto antes la Junta se acoja al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) por importe de casi 5.000 millones y en el que el Gobierno ha obligado a la administración andaluza a incluir las deudas que tiene con los proveedores.

Así las cosas, para el presidente de la CES la situación es meridianamente clara, en un mensaje dirigido en especial al Ayuntamiento aunque también a la Junta de Andalucía: "Ya no debe haber palabras, sino hechos". El primer toque de atención ya lo han dado los empresarios. El tiempo dirá sus efectos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad