El Ayuntamiento de Girona persiguió a Puigdemont por moroso

stop

Antes de ser alcalde, se le notificó a través del Boletín Oficial de la Provincia el embargo del sueldo por impago de impuestos municipales

Carles Puigdemont con Artur Mas en el acto de toma de posesión del primero.

Barcelona, 22 de enero de 2016 (01:00 CET)

El Boletín Oficial de la Provincia de Girona publicó el 22 de mayo de 2006 una relación de notificaciones de embargo de sueldo por impagos de tributos municipales en la que aparecía el nombre de Carles Puigdemont.

En aquel momento, Puigdemont era un concejal de la oposición, pero la notificación de embargo no transcendió hasta unas semanas más tarde, cuando se anunció que sería el candidato de CiU a la alcaldía de Girona. Entonces, la prensa local sacó a la luz los impagos de impuestos del alcaldable convergente, un asunto que había quedado en el olvido hasta que lo ha recordado el semanario El Triangle.

También se le reclamo la tasa de basuras

El nombre de Carles Puigdemont apareció repetidamente en el BOP de Girona. El Ayuntamiento le persiguió por el impago del IAE, el IBI, el impuesto de Circulación y la tasa de basuras

En el BOP de Girona del 20 de noviembre de 2001 se le requería el pago del impuesto de circulación de vehículos de los cuatro años anteriores. En agosto de 2002, se le notificó que no había pagado el IAE y la tasa de basuras. En septiembre de 2002, se le exigía el IBI. En noviembre de 2002, otra vez el IBI. En mayo de 2003, diversos impuestos del año anterior. En diciembre de 2003, el IAE y la tasa de basuras de 2001. En marzo de 2005, el impuesto de vehículos y el IBI de 2004. Finalmente, en mayo de 2006, se le notificaron las diligencias de embargo del sueldo.

Perseguido hasta que se fue a vivir a Sant Julià de Ramis

Las reclamaciones por impagos corresponden al período de 1997 a 2004, precisamente cuando establece su domicilio en el municipio vecino de Sant Julià de Ramis, en la Urbanización Golf de Girona, donde vive con su esposa y sus dos hijas.

Puigdemont regularizó su situación con la hacienda municipal cuando la prensa local aireó el asunto. Unos meses más tarde, en noviembre de 2006, fue elegido diputado en el parlamento catalán.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad