El Banco de Madrid dio la voz de alarma sobre la familia Pujol días antes de la confesión

stop

Un representante del banco informó de que varios miembros del clan habían abierto nuevas cuentas sólo para normalizar su situación tributaria irregular

06 de septiembre de 2014 (11:43 CET)

Cada vez se desvelan nuevos datos sobre el caso Pujol. El último es que el Banco de Madrid dio la voz de alarma sobre un posible delito de blanqueo de la familia Pujol días antes de la confesión del ex President.

En concreto, un representante del banco advertía al Servicio Ejecutivo de Prevención de Blanqueo de Capitales de que Marta Ferrusola y cuatro de sus hijos habían acudido a la entidad, filial española de Banca Privada de Andorra, para abrir nuevas cuentas y regularizar su situación tributaria.

“Los clientes nos plantean la apertura de una cuenta con el único propósito de normalizar una situación tributaria irregular”, asegura un informe del banco al que ha tenido acceso El Confidencial.

Movimientos sospechosos 

Esta advertencia la realizaba Banco de Madrid por iniciativa propia. Su intención era alertar de los movimientos bancarios de varios miembros del clan.

Sin embargo, no todos los hijos de Pujol y Ferrusola actuaron igual. Jordi Pujol Ferrusola, imputado por blanqueo de capitales, también abrió una cuenta en Banco de Madrid, pero según detalla el banco, resultó ser un error y a posteriori se procedía a su cancelación. 

Cancelación de algunas cuentas 

En el caso de Oleguer Pujol, asegura la entidad, éste acudió a la oficina el 23 de julio, pero no realizó ninguna operación para regularizar los fondos como sí lo hicieran otros miembros de su familia. “Como finalmente no ha realizado ninguna operación en este sentido y la cuenta sigue a cero, se va a proceder a dar instrucciones para cancelar dicha cuenta”, se detalla en una ampliación de la Comunicación de operativa sospechosa de la familia Pujol Ferrusola fechada del pasado 4 de agosto.

Banco de Madrid realizó una serie de gestiones ante las intenciones del clan Pujol y pidió a la Banca Privada de Andorra un informe de los clientes. El banco instruyó a los distintos departamentos internos implicados para que, llegado el caso, se adoptasen las precauciones pertinentes. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad