El cabecilla de Gurtel confiesa que regaló un coche al exmarido de Ana Mato

stop

Francisco Correa reconoce ante el juez gran parte de los hechos denunciados por la Fiscalía

Francisco Correa, en su declaración ante los tribunales.

Barcelona, 13 de octubre de 2016 (11:57 CET)

El cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, reconoce los hechos de los que le acusa la Fiscalía y haber dado dádivas al extesorero del PP Luis Bárcenas, el ex consejero madrileño Alberto López Viejo y al ex alcalde de Pozuelo y ex marido de la exministra de Sanidad Ana Mato, Jesús Sepúlveda.

"Con Jesús Sepúlveda tuve atenciones: le regalé un coche, realizaba viajes él y su familia con nuestra agencia de viajes, le hicimos algunas atenciones, la comunión y el cumpleños de hijos. No nos costaba dinero: los globos, los payasos, el castillo hinchable... no era un coste, era un regalo", declara Correa.

Durante su declaración como acusado en la quinta jornada del macrojuicio de Gürtel y ayudado por un grueso archivador azul repleto de documentos, Correa ha comenzado reconociendo los hechos descritos por Anticorrupción en su escrito de acusación, aunque añade que va a intentar "esclarecer algunos que no se corresponden con la realidad".

"Empezamos a trabajar en las campañas electorales, mi contacto era con Sepúlveda, secretario electoral y Luis Bárcenas, el gerente. Era una actividad profesional muy estrecha", afirma Correa sobre su relación con ambos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad