El Cervantes venderá sedes para mitigar costes

stop

Saca a subasta su inmueble de Israel por 3,9 millones y prevé hacer lo mismo con el de Bruselas y una planta en Brasil

07 de octubre de 2013 (19:25 CET)

El Instituto Cervantes es otra de las instituciones públicas que ha vuelto a apretarse el cinturón este año para contrarrestar las pérdidas. La máxima institución de la marca España ha visto reducido el presupuesto de 2013 el 14%. Y el próximo año prevé seguir a dieta con un 3,2% de recorte. Por ello, el organismo se ha visto obligado a reducir costes en algunas de sus 76 sedes repartidas por todo el mundo cerrando centros como el de Damasco o sacando a subasta algunos de los inmuebles que tiene en propiedad por otros más pequeños y económicos.

El objetivo más próximo es el edificio que tiene en Tel Aviv (Israel). El organismo, creado en 1991 para la promoción de la lengua española, subastará el próximo 5 de noviembre el inmueble en propiedad que tiene en el número 7 de Shulamit Street. Con la venta prevé ingresar, como mínimo, 3,9 millones. El Instituto dirigido por Víctor García quiere dejarlo atrás para ubicarse en otras oficinas. Pero esta vez en régimen de alquiler.

Importe mínimo de licitación

En los presupuestos generales de 2013 ya constaba la venta del inmuebles “por política de costes y porque no estaban en la mejor zona”, explican fuentes internas. Y añaden que los siete trabajadores instalados en Tel Aviv se trasladarán lo antes posible a su nueva ubicación una vez cerrada la venta.

Pero en el caso de la operación de Israel se suma otro motivo a parte de la reducción de costes. La institución sigue los pasos de organismos como el Instituto Goethe o el British Council que recientemente han abandonado el mismo barrio.

Condiciones

Para presentarse en la subasta, el organismo cultural solicita a los compradores que acrediten la constitución de una finaza por valor del 10% del importe establecido en el precio ofertado, según consta en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Pero no será el único inmueble que saldrá a subasta próximamente. También lo hará la propiedad que el Instituto tiene en Bruselas, en la Avenue de Tervurenlaan 64, así como una de las cuatro plantas situadas en Sao Paulo (Brasil). Pero en este último caso, la entidad cultural prevé venderla para reducir su presencia en el país suramericano.

Ingresos del Instituto

El Instituto Cervantes se ha financiado hasta la fecha a través de dos vías: los presupuestos administrativos y los de tipo comercial (a partir de los ingresos propios obtenidos a través de diversas actividades como clases de español o exposiciones). Pero en 2014, los ingresos provendrán de una única fuente --se fusionarán las dos --.

El próximo año, el Cervantes espera poder contrarrestar la caída de la transferencia del Estado, que será de 54,8 millones de euros, con los ingresos logrados con su actividad cultural.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad