Terraza de un bar de Barcelona. Si la justicia no lo impide, a partir del viernes deberán cerrar durante 15 días

El cierre de bares y restaurantes en Cataluña peligra: el TSJC ve “defectos de forma”

stop

La Generalitat envía al TSJC un escrito para subsanar "defectos de forma" respecto a su decisión de cerrar 15 días bares y restaurantes

Barcelona, 15 de octubre de 2020 (14:28 CET)

La decisión del Govern de cerrar bares y restaurantes como medida para frenar la pandemia de coronavirus en la región, una de las más machacadas, no ha convencido a los jueces.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha solicitado al Ejecutivo que dirige de forma interina Pere Aragonès que subsane "defectos de forma" de esta resolución. Y es que el documento presentado no incluye ni la firma, ni el número de resolución ni la fecha, ha informado el tribunal catalán en un comunicado.

El TSCJ ha requerido al Govern que concrete los puntos señalados “con máxima urgencia y de forma prioritaria”. Además estos defectos, pide que se indique en el texto en qué punto es necesaria la autorización que puede afectar a los derechos fundamentales.

Y así lo ha hecho este mediodía la Generalitat remitiendo un escrito con las nuevas medidas contra el coronavirus que se anunciaron ayer y que, en principio, entrarán en vigor a partir de la medianoche de este jueves. 

La consejera de Salud, Alba Vergés, ha confirmado que el gabinete jurídico del ejecutivo catalán ya había hecho llegar sus aclaraciones en tiempo y forma. Ante el temor de que la justicia tumbe las restricciones, como ya ha pasado antes en Cataluña, la consellera ha manifestado que "confío y espero" que esta vez sí sean aprobadas.

En el Palau de la Generalitat no olvidan que el pasado 31 de julio el TSJC puso freno al cierre como máximo a la medianoche de los bares y restaurantes que una semana antes había decretado el Govern. Aquel auto estimó en parte el recurso de la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm), aunque sí desestimó la petición de la misma patronal de abrir las discotecas.

Decían a finales de julio los magistrados que no estaba justificado que "se vaya a producir una mayor transmisión del virus dependiendo del horario de cierre", una consideración que previsiblemente no tendría lugar en la revisión de las nuevas medidas anunciadas esta semana, toda vez que el Govern apuesta directamente por cerrar todos los bares, restaurantes, casinos y salones de juego durante al menos dos semanas.

Los hosteleros catalanes ya han anunciado que recurrirán el decreto de la Generalitat, pero de momento todas las expectativas están puestas en el TSJC, que podría echar por tierra el anuncio de este miércoles de Pere Aragonès, vicepresidente del Govern en funciones de presidente tras la reciente inhabilitación de Quim Torra.

Vergés ha dicho que espera que el TSJC las avale, "cuanto antes mejor", porque "conviene que no haya ningún retraso".

40 millones de "ayudas directas" a bares y restaurantes

Aragonès afirmó este miércoles que las restricciones en el sector de la hostelería y en otros sectores vendrían acompañadas de una dotación de 40 millones de euros en "ayudas directas". Este jueves, en una entrevista en TV3, ha explicado que ese decreto ley se aprobará el próximo martes y ha asegurado que se trata de una partida "inicial", dando a entender que, si fuera necesario, se aprobarán más ayudas.

La Generalitat anunció este miércoles el cierre de bares y restaurantes y la limitación al 50% del aforo en comercios por un periodo inicial de 15 días ante el drástico aumento de casos de coronavirus en la comunidad.

Estas restricciones deberían entrar en vigor a partir de esta noche del jueves al viernes, pero primero tienen que pasar los filtros del TSJC, que podría tumbarlas como ya ocurrió con la justicia de Madrid, que echó por tierra el confinamiento previo al estado de alarma implantado por el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Cataluña pide el confinamiento pero no lo impone

Además del cierre de la restauración, salvo para la venta de comida para llevar, Cataluña ha impuesto límites del 30% de aforo en los comercios, la apertura de los parques hasta las 20.00 horas, la prohibición de ferias, congresos y convenciones, la recomendación de celebrar las clases universitarias y trabajar de forma virtual, y la clausura de salones de juego y casinos, además de otras restricciones al deporte y a la cultura.

Pero todo esto no funcionará, aseguró el Govern, si la ciudadanía no colabora con "reducir al máximo la movilidad, limitar al máximo las relaciones sociales y promover el teletrabajo siempre que sea posible". En la práctica, lo que ha pedido la Generalitat se parece mucho al confinamiento, dado que se pide a la población "limitar los desplazamientos fuera del domicilio" y "evitar los contactos innecesarios". 

Los contagios se disparan un 38% en 24 horas

Cataluña ha contabilizado este jueves 2.251 nuevos casos de coronavirus, un dato que ha disparado un 38% los contagios con respecto a la jornada anterior. Un síntoma más de la rápida evolución de la pandemia, que ya ha alcanzado a 191.445 personas en la comunidad.

También han aumentado el número de víctimas mortales. La Conselleria de Salud de la Generalitat ha registrado 26 nuevos fallecimientos por la Covid-19 en las últimas 24 horas, tres más que el día anterior. Desde que comenzó la crisis sanitaria, 13.536 ciudadanos han perdido la vida en la región por la enfermedad.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad