El Clínic deberá ceder servicios a la sanidad privada

stop

CONVULSIÓN EN EL SECTOR

14 de septiembre de 2013 (19:58 CET)

El sector sanitario catalán viven momentos convulsos, en parte por la necesidad del Govern de reducir déficit, con menos partidas presupuestarias, y también porque está en juego el difícil equilibrio entre el sector público y el privado.

El Hospital Clínic se ha visto en la tesitura de cerrar 74 camas, el 9% del total, y de reducir hasta el 17,5% su presupuesto. Lo debe hacer antes de que acabe el año, según le ha indicado el Departamento de Salut.

Pero el centro está inmerso en un proceso de privatización, y deberá ceder parte de sus servicios que asumirá el Hospital Sagrat Cor, controlado por la multinacional IDC Salud, la que fuera antes Capio. La sanidad privada asumirá lo que los expertos denominan como actividad de baja complejidad, que es la más rentable, tal y como publica este sábado el diario El País. Además, esa privatización se quiere que sea apoyada por los responsables del hospital público.

La reunión con Mato

Ello ha llevado a ICV a exigir la comparecencia del conseller de Salut, Boi Ruiz, para que explique cuál es exactamente la situación del Clínic. Los ecosocialistas entienden que, con esa práctica, el Govern “miente cuando habla de las cuentas de los presupuestos”, al confundir sobre las partidas que aporta, concretamente, a la sanidad pública.

Ruiz, precisamente, ha recibido este sábado otro mensaje, el de la ministra de Sanidad, Ana Mato, quien se ha reunido con los consejeros autonómicos de sanidad en el Palau de Pedralbes. A todos ellos les ha asegurado que el Gobierno central apuesta totalmente por la sanidad pública, y que no hay planes de privatización.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad