Residentes de la residencia de Burbagena (Teruel) es trasladado a la residencia de GEA de Albarracín tras registrarse un brote. Foto: Efe
stop

En Aragón ha habido 300 contagios en una semana en residencias y seis personas han fallecido, mientras que las demás CCAA acumulan casos en estos centros

Lorena Martín

Residentes de la residencia de Burbagena (Teruel) es trasladado a la residencia de GEA de Albarracín tras registrarse un brote. Foto: Efe

Barcelona, 01 de agosto de 2020 (13:51 CET)

Desde el inicio de la pandemia, las residencias de ancianos se han convertido en uno de los principales focos para el virus y donde se han acumulado la mayoría de las muertes. Su personal se vio sobrepasado en las peores semanas de la crisis al no disponer de recursos para la atención médica en los centros, teniendo en cuenta que muchas personas mayores no podían llegar a los hospitales.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, informó entonces de que el Ejército había encontrado ancianos fallecidos en estos centros, pero la investigación judicial fue derivada a las fiscalías de cada región. Mientras la Fiscalía General del Estado mantiene 178 diligencias civiles y otras 228 investigaciones en relación con esta gestión, el virus ha vuelto a entrar en los geriátricos de España.

Numerosas comunidades autónomas han registrado casos y muertes en sus residencias desde que se terminó el estado de alarma en España. En la residencia Castrillón, en Lleida, se produjeron 18 contagios en 13 residentes y cinco trabajadores; mientras que en la residencia del ERA, en Pola de Siero (Asturias), se tuvo que realizar pruebas PCR a todas las personas residentes y trabajadoras después de que una empleada diera positivo.

Sin embargo, donde está causando más daños en residencias es en Aragón. A principios de julio el Covid estaba prácticamente erradicado de sus geriátricos, solo quedaba algún caso residual en alguno de ellos. Ahora ya son 45 los que tienen brotes activos de coronavirus, con más de 300 contagios en siete días.

El 70% del total de fallecidos se han dado en residencias

Y de nuevo se habla de muertes en residencias. En los últimos días se han acumulado siete en Aragón, mientras que desde el inicio de la crisis han fallecido en este contexto 766 personas. De hecho, el 80% de los que han muerto por el coronavirus desde que empezó la pandemia en la región han sido ancianos de residencias, como recoge el periódico Abc.

El número de víctimas mortales que el coronavirus ha dejado en las aproximadamente 5.457 residencias de ancianos españolas se sitúan en 19.653, según los datos proporcionados por las comunidades autónomas. La mayoría de las defunciones se han producido en Madrid, Cataluña, Castilla y León y Castilla-La Mancha. Así, los fallecidos en residencias de ancianos equivaldrían a alrededor del 70% del total notificado oficialmente por el Ministerio de Sanidad.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad