El corredor mediterráneo, la excusa perfecta de los independentistas

stop

DEBATE ECONÓMICO

Rubalcaba y Navarro, en Tarragona./EFE/JAUME SERRAT

12 de noviembre de 2012 (20:47 CET)

El concepto Madrid, que el nacionalismo catalán ha criticado y critica con dureza, es un conglomerado de intereses, de altos funcionarios, de grandes empresas y de una clase política que no piensa en la globalidad de España. Esa es la idea, en cualquier caso, que defienden los dirigentes de los partidos políticos catalanes.

Incluso el PP catalán ha sufrido en sus carnes esa forma de entender la política y la economía españolas. Por eso, una infraestructura como el corredor mediterráneo se ha convertido en la excusa perfecta de los independentistas para reclamar, sin más negociaciones, un estado propio.

¿Por qué? Un representante patronal asegura que la falta de visión de los gobiernos españoles, del PSOE y del PP, sobre el corredor mediterráneo ha llevado a muchos empresarios, pequeños y medianos, a abrazar la causa soberanista. “No se entiende que no haya una apuesta clara, desde el primer día, por una infraestructura que beneficia a Catalunya, sí, pero también al conjunto de España, a Valencia, a Murcia y buena parte de Andalucía”, asegura.

Cónclave socialista

La infraestructura, reclamada desde hace décadas por los políticos catalanes y valencianos, la defendieron este lunes los socialistas de las dos comunidades, y también por el PSOE de Murcia, junto con el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba.

En un acto en Tarragona, el candidato del PSC a la Genereralitat, Pere Navarro, junto con el líder del PSOE de Murcia, Rafael González Tovar y el del PSPV, Ximo Puig, y con el apoyo de Rubalcaba, la familia socialista reivindicó la infraestructura como la garantía para la “reactivación económica y la creación de puestos de trabajo a corto y largo plazo”.

Vital para España

Con la firma de un documento, los partidos socialistas de las tres comunidades reclaman que la alta velocidad llegue en junio a Alicante, y en 2014 a Murcia. Esos dos objetivos, según los socialistas, también los ha hecho suyos el PP de Mariano Rajoy, demostrando que, ahora sí, la infraestructura es vital para el futuro de España.

La conjura socialista de este lunes ha servido para cargar contra el PP y CiU, al entender que sus pactos en el pasado, cuando gobernaba José María Aznar, dejaron de lado inversiones en el corredor mediterráneo.

La batalla de CiU

Pero ha sido CiU, con su eurodiputado en Bruselas, Ramon Tremosa, la formación que en los últimos meses más ha batallado para hacer reaccionar al gobierno de Mariano Rajoy.

La cuestión es que los dos partidos de ámbito estatal, el PSOE y el PP, han comenzado a entender que los intereses económicos del conjunto de España deben prevalecer y que el corredor mediterráneo es esencial para el futuro, si España quiere salir de la crisis a través de las exportaciones.

Desesperación empresarial

Sin embargo, todo siguen siendo promesas, ante la desesperación del tejido empresarial catalán, valenciano y murciano. El presidente de la Cambra de Comerç, Miquel Valls, reclamó de nuevo la pasada semana que esa infraestructura se considere prioritaria.

Las patronales y las grandes empresas catalanas han interiorizado de forma muy precisa que hay dos cuestiones que, si no se resuelven, acabarán multiplicando el número de independentistas: el corredor mediterráneo y la mejora del modelo de financiación de Catalunya. Porque, hasta los más moderados, las consideran absolutamente necesarias.

Las dudas de la ministra

Y es que la ministra de Fomento, Ana Pastor, a pesar de que Mariano Rajoy ha apostado por el corredor en su intervención del pasado fin de semana en Tarragona, sigue sin concretar las dotaciones económicas y los plazos de la infraestructura. Y sigue jugando con la idea del corredor central.

Presupuesto

Fomento, en cualquier caso, destinará este año el 22,4% del presupuesto inversor en materia de ferrocarriles (1.354 millones) al corredor mediterráneo, un porcentaje que se elevará al 23% el próximo año, hasta los 1.079 millones.

Pastor indicó a principios de noviembre que el corredor mediterráneo es una prioridad para el Gobierno y que el presupuesto de Fomento para Catalunya durante 2012 asciende a 1.240,3 millones y a 1.176 millones para 2013.

¿Una realidad?

"Las actuaciones en alta velocidad del corredor mediterráneo son una realidad", destacó Pastor, quien señaló que en abril habrá trenes de alta velocidad de Francia a España y de España a Francia. Y añadió que se realizarán inversiones por importe de 270 millones destinadas a la adaptación del ancho de vía internacional; de 748,77 millones a la alta velocidad y de 60 millones para el nuevo acceso al puerto de Barcelona.

Pero nadie se fía de Fomento, y los partidos políticos siguen utilizando el corredor mediterráneo como uno de los ejes fundamentales de la campaña electoral, que genera más o menos adeptos a la independencia en función de los cumplimientos del Gobierno.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad