El ex vicepresidente del TC no entiende la providencia sobre el 9N

stop

Alega ante el juez que asesoró a Francesc Homs para seguir adelante con la consulta al no interpretar que la "suspensión cautelar" equivalía a parar el proceso participativo

Mas y Viver Pi-Sunyer, tras la presentación del libro blanco de la transición nacional de Cataluña / EFE

Barcelona, 28 de febrero de 2017 (18:44 CET)

Carles Viver Pi i Sunyer ha ejercido como presidente del Consejo Asesor para la Transición Nacional y como asesor del consejero de la Presidencia de la Generalitat, Francesc Homs, cuando éste le requirió qué se podía hacer tras la providencia del Tribunal Constitucional que suspendía cautelarmente la consulta del 9N. Pero Viver Pi i Sunyer fue magistrado del Tribunal Constitucional entre 1992 y 2001, y vicepresidente del TC entre 1998 y 2001. Y este martes, en el juicio en el Tribunal Supremo, sobre el 9N, que afecta al propio Homs, el jurista ha asegurado que no entendió esa providencia, cuando se dictó, el 4 de noviembre, ni ahora, y que en ningún momento consideró que supusiera parar la consulta.

Como testigo de la defensa de Francesc Homs, Viver Pi i Sunyer ha respondido al juez Jaime Moreno, quien le ha insistido en que aquella suspensión cautelar significaba "que se paralizara" la consulta, admitiendo que el Constitucional no entraba en el fondo del asunto, aunque posteriormente dictara que la consulta "no se ajustaba a la Constitución".


Sin más concreción

El hecho es que la defensa de Homs, con un jurista de prestigio como Viver Pi i Sunyer, que fue uno de los puntales jurídicos del Estatut de 2006, mantiene la tesis de que el Constitucional no quiso, o no supo, o no pudo indicar con una mayor concreción todo aquello que el gobierno catalán no tenía que hacer respecto a la consulta del 9N.

Viver Pi i Sunyer insistió que aquella providencia fue "enormemente genérica", y que él mismo instó a Homs a que recurriera la resolución para que los magistrados esclarecieran las consecuencias que podía tener respecto a la consulta. Y que, en ningún caso, como jurista, interpretó que hubiera riesgo de incurrir en un delito penal.


Mas ironiza con la consulta

En el juicio también ha declarado el ex presidente Artur Mas, que ha incidido en sus argumentos exhibidos en la declaración ante el TSJC. Mas ha ironizado con la reacción del Gobierno ante la consulta. Si bien "la despreció" en un primero momento, luego la consideró "un delito". Mas ha reiterado que la consulta no tenía "efectos legales", dentro de su línea de defensa, con la que busca no ser inhabilitado.

Mas ha asegurado que buscó el pacto con el Gobierno central. Pero que necesitaba poner en valor la reacción de la sociedad catalana. "Había habido una manifestación muy importante en septiembre y entendí que aquella presión que había en la calle debía confirmarse en el silencio de las urnas y comprobar hata qué punto había una mayoría a favor del derecho a decidir, que en democracia es lo primero que vale, al menos para mía", añadió, tras las preguntas de la abogada de Francesc Homs, Eva Labarta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad