El gobierno anuncia una profunda reforma fiscal

stop

El grupo, presidido por el catedrático Manuel Lagares, ha sido nombrado tras las recomendaciones de Aznar

Soraya Sáenz de Santamaría y Luis De Guindos en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. Eu

05 de julio de 2013 (15:00 CET)

El gobierno ha anunciado este viernes una profunda reforma fiscal que será debatida a partir del próximo año. El Ejecutivo ha nombrado una comisión independiente que elaborará una propuesta que será presentada, como máximo, en febrero del próximo año.

La comisión no estará presidida por el gobierno sino por un técnico independiente, aunque cercano al PP: el catedrático de Hacienda Pública Manuel Lagares, que ya había presidido la comisión de expertos de la última reforma fiscal del gobierno del PP, en 1999.

Objetivo: la reactivación

La vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró que la reforma será una de las más importantes que emprenda el gobierno en esta legislatura y que tiene como propósito la reactivación de la actividad económica. La comisión estará integrada por expertos en Hacienda y también en Economía. “Será una reforma integral que respetará los criterios de equidad, generalidad y progresividad”, dijo la vicepresidenta tras la finalización del Consejo de Ministros de este viernes.

El nuevo sistema tributario deberá priorizar los estímulos al crecimiento, la creación de empleo, la internacionalización de las empresas y la unidad del mercado, según Sáenz de Santamaría. También deberá velar por fomentar el ahorro y por la igualdad de oportunidades en el caso de la mujeres y la mayor integración social de los colectivos con discapacidad.

¿Influencia de Aznar?

Consultados sobre las recomendaciones del expresidente José María Aznar sobre una bajada de tipos de IRPF, el ministro de Economía, los portavoces negaron que la medida se tome por la presión del expresidente.

De Guindos aseguró que el había aumento de los tipos ejecutado en 2012 serán revertidos antes del 2015, como ya había anunciado el gobierno y que todo forma parte de un plan de política fiscal prevista desde el inicio de la legislatura.

Mercado único

El consejo de ministros también aprobó por urgencia la ley de mercado único, con la cual una empresa con permisos para vender productos en una comunidad autónoma, podrá hacerlo en todo el territorio nacional. El propósito del nuevo marco legar es simplificar los trámites a las empresas para su operación en España. “Las administraciones se deben fiar unas de las otras”, dijo la vicepresidenta.

El gobierno, que pretende poner fin a "una maraña administrativa de 6.000 normas diferentes", calcula que la nueva ley generará un aumento del 1,52% del PIB en los próximos 10 años. La fórmula abre la puerta al etiquetado sólo en castellano en las comunidades bilingües.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad