Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno

Calvo agenda definitivamente las elecciones generales en 2020

stop

Carmen Calvo advierte al PP y a Ciudadanos de que si bloquean los presupuestos y la senda del gasto "lo pagarán en las urnas"

Barcelona, 08 de septiembre de 2018 (11:58 CET)

Carmen Calvo desinfla el anhelo de la oposición de que el Ejecutivo trabaje con la hipótesis de un posible adelanto electoral. "El Gobierno del PP se ha ido por la corrupción y nosotros gobernamos solos, pero para recomponer derechos y mejorar el estado de bienestar necesitamos un tiempo", dijo la vicepresidenta.

En cambio, la también ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad afirma que lo que el Gobierno de Pedro Sánchez pretende es "tener presupuestos para el próximo año". Y lo subraya: "Va a haber presupuestos".

Calvo acusa la "miopía de una oposición irresponsable" ante la posibilidad de que "las dos derechas españolas" bloqueen la propuesta de Sánchez de iniciar "una senda de gasto que nos permita tener más recursos públicos".

"Es un tema que no deberían bloquear, y si lo hacen lo pagarán en las urnas", agregó, en una entrevista de El Economista. Y lamentó que "es incomprensible" que "el país prescinda de casi 6.000 millones de euros para las comunidades autónomas".

Calvo: "¿A qué tienen miedo el PP y Ciudadanos?"

La vicepresidenta afirma que si el PP y Ciudadanos no apoyan el techo del gasto del PSOE, el Gobierno utilizará la anterior senda de gasto y "una horquilla en la que nos movemos". Calvo avisa de que el Ejecutivo tiene instrumentos vía real decreto para modificar los presupuestos en la dirección que considere prioritaria.

"Por lo tanto, habrá presupuestos y no habrá elecciones anticipadas", aseguró. "Hay una mayoría en el Congreso que puede cambiar el techo de gasto, y nosotros seguiremos intentando que se apruebe. ¿A qué tienen miedo PP y Ciudadanos? ¿A que la democracia funcione?", añadió.

Además, la ministra recordó que deben aprobarse los presupuestos porque "hay asuntos importantísimos que abordar", como es el caso de la crisis catalana.

En ese sentido, cree que hay varios niveles en la solución que se pueda brindar, empezando por que Quim Torra "debe respetar a los catalanes no independentistas y aceptar plenamente la pluralidad política de Cataluña".

A cambio, el Gobierno admite que debe "reconocer la realidad de que allí hay un proyecto independentista de partidos políticos y buscar puntos de encuentro". Calvo agrega que "también es verdad que el 155 ha dado ya sus frutos, y no admitirlo es un error".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad