El Gobierno encarecerá la gasolina con otro impuesto

stop

El Ministerio de Industria penalizará con una tasa verde a las estaciones de servicio para que se consuma menos combustible

18 de noviembre de 2013 (09:54 CET)

Las gasolineras españolas y las petroleras como Repsol, Cepsa o British Petroleum (BP) podrían pagar un nuevo impuesto. El Ministerio de Industria que encabeza José Manuel Soria (PP) estudia implantar una nueva tasa verde (o ecológica) al sector de hidrocarburos.

El objetivo es reducir el consumo y, para ello, se plantea poner un tope de ventas a las 10.000 estaciones de servicio que hay en España, aunque todavía no se han avanzado muchos detalles sobre la medida.

Soria explicó algunos aspectos de este impuesto a las principales compañías del sector, lo que ha levantado ampollas en un sector que ahora comienza a incrementar las ventas tras cuatro años de descensos, informa Expansión.

Penalización por vender más


El objetivo es conseguir un ahorro del 20% en el consumo de energía en toda la Unión Europea en siete años. Para ello, el gobierno español fijaría este tipo de gravamen a las gasolineras.

La idea es establecer una reducción de las ventas de forma que, los establecimientos que no cumplan compren unos llamados certificados blancos por sobrepasar el límite. Tendrá que pagar una penalización por vender más litros.

Sin embargo, las empresas del sector advierten de que esta nueva medida puede castigarlas en un momento en el que se vislumbran mejoras respecto a años anteriores. Todavía se desconocen qué topes se fijarán y cuánto habrá que pagar por los excesos.

De momento, es una medida que está sobre la mesa. Se espera que se inicie un periodo de diálogo entre las compañías y el Gobierno.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad