El Gobierno incorporará a la ley de convenios lo que pacten los agentes sociales

stop

NEGOCIACIÓN COLECTIVA

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez

09 de junio de 2011 (16:20 CET)

El Gobierno, que ha defendido su propuesta de reforma de la negociación colectiva como la más “atrevida y profunda”, ha animado al mismo tiempo a los agentes sociales y políticos a seguir negociando en el período de enmiendas con el objetivo de limar los aspectos más polémicos del borrador. Lo ha hecho por boca del ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, que ha dado una de cal y otra de arena defendiendo el texto y asegurando que cualquier nuevo pacto se incluirá en el período de debate parlamentario.

La posición expresada por Gómez es quizás una respuesta al revuelo con que la patronal recibió ayer el borrador de nueva legislación sobre la reforma de la negociación colectiva. En este sentido, Juan Rosell afeó al Ejecutivo que no recogiese en el documento los principios de acuerdo a los que la entidad empresarial había llegado con los sindicatos hasta que finalmente se rompió el diálogo.

A su vez, los sindicatos, a los que diversos observadores ven como beneficiados por la reforma, se han desvinculado de los cambios incluidos en el documento sobre la negociación colectiva que el Gobierno aprobará este viernes, al entender que no respeta los acuerdos alcanzados hasta el momento de la ruptura de las negociaciones con la patronal.

Así lo indicaron en rueda de prensa los secretarios de Acción Sindical de CC.OO. y UGT, Ramón Górriz y Toni Ferrer, quienes advirtieron al Gobierno de que será "responsabilidad" suya las consecuencias que se deriven de la reforma, y recalcaron que la culpa de la ruptura del diálogo fue el viraje de la CEOE.

Sin inmutarse por la críticas, Gómez ha recordado que aún hay otros elementos en los que deben seguir negociando en el marco de la reforma, como el diseño de "un buen mecanismo de mediación y arbitraje".
A su vez, el ministro ha dedicado su comparecencia a defender el borrador de anteproyecto de ley del que dijo que contiene “elementos fundamentales en los que pueden perfectamente avanzar en la negociación", añadió, para reiterar que la reforma diseñada establece que "el arbitraje debe ser organizado de tal forma que en los convenios sea un contenido mínimo".

Justificaciones

Además Gómez ha explicado, con la vista puesta en los sindicatos, que el Gobierno ha cumplido en materia de ultraactividad y no la elimina, al tiempo que ha defendido que los convenios de empresa sólo prevalecerán por encima de convenios sectoriales provinciales, no de los nacionales y autonómicos. En este punto, ha explicado que la intención del Gobierno es que se reduzcan paulatinamente los convenios provinciales aumenten los convenios estatales o autonómicos.

Para los empresarios, ha defendido que la revisión de las flexibilidad es "la más atrevida y profunda" jamás realizada. Así, ha destacado que la reforma no sólo da más peso al convenio de empresa, sino que permite descuelgues salariales y más libertad para el empresario a la hora de cambiar las condiciones de trabajo. "No es una reforma hecha a la medida de las organizaciones sindicales", ha sentenciado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad