El Gobierno mejora sus previsiones económicas pese al frenazo europeo

stop

Aunque las exportaciones mejorarán menos de lo previsto, la demanda interna impulsará al PIB hasta el 2%

Rueda de prensa tras el Consejo de Ministros

26 de septiembre de 2014 (14:40 CET)

El fortalecimiento de la demanda doméstica y la mejora del crédito son las dos patas sobre las que se apoyan los Presupuestos Generales del 2015, cuyo anteproyecto de ley aprobó ayer el Consejo de Ministros.

Esas circunstancias permiten que la economía española evolucione mejor que la de la zona euro, tanto para este año como para el próximo. Y de esa manera, el Gobierno puede hacer unas cuentas para 2015, cuando se celebrarán elecciones locales, autonómicas y generales, no tan restrictivas como las de este año.

Un 2% de crecimiento

La economía española crecerá un 2% el año próximo, por encima del 1,8% que había previsto el Gobierno en abril, y por encima también del 1,6% en que lo hará la zona euro. Este año crecerá igualmente más de lo estimado: el 1,3% frente al 1,2%, y frente al 0,9% de Europa.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguró en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que esas proyecciones se han construido con las hipótesis más conservadoras sobre la evolución de los tipos de interés, el cambio del euro y el precio de los carburantes.

Mejora la demanda nacional


La demanda nacional, privada y pública, mejorará este año el 1,4%, el doble de lo que se había estimado, y el año próximo lo hará en el 1,8%. De esa forma, quedará compensado el crecimiento de las importaciones (5%) y la moderación de las exportaciones, que mejorarán por debajo de lo que se había calculado.

Además, la construcción, que este año restará al crecimiento 3,3 puntos porcentuales, aportará más de tres puntos al PIB el año que viene, por primera vez desde el inicio de la crisis.

Fortalecimiento del empleo

La reactivación de la economía española vendrá acompañada de un progresivo fortalecimiento del empleo, en un contexto de moderación de los costes laborales y de flexibilidad del mercado de trabajo. Así, las nuevas previsiones del Gobierno contemplan un aumento del empleo del 0,7% de media anual este año y un aumento del 1,4% el que viene.

De esta forma, en términos de Encuesta de Población Activa (EPA), se prevé la creación neta de 622.000 empleos en estos dos años, al tiempo que el número de parados se reducirá en 860.000 en este mismo periodo. Con ello, la tasa de paro disminuirá este año al 24,7% y al 22,2% en 2015.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad