Los ministros Fernando Grande-Marlaska (Interior) y Salvador Illa (Sanidad).EFE

Marlaska mintió sobre los bulos políticos: estas son las pruebas

stop

El ministro afirmó que la Oficina Cibernética no había detectado bulos con intencionalidad política, pero las redes lo desmienten

Madrid, 15 de abril de 2020 (04:55 CET)

Todavía sigue dando de qué hablar las declaraciones del ministro del interior, Fernando Grande-Marlaska, sobre sus planes de actuación contra la desinformación por el coronavirus. El titular del ramo habló ayer, lunes, por segunda vez sobre los planes del gobierno en cuanto a la monitorización de redes sociales, un asunto que ha despertado muchas incógnitas entre los partidos de la oposición

Grande Marlaska cifró por primera vez el trabajo de la Oficina Cibernética y afirmó que el número de desinformaciones graves con motivo del coronavirus ascendió a 200 casos. No obstante, tras ser preguntado por la naturaleza de estas fake news, el ministro descartó que hubiese intencionalidad política detrás. 

"Lo que estamos observando son bulos que tienen como objetivo generar alarma social y desconfianza innecesaria e indebida hacía instituciones, pero en materia de confrontación política estricta no tenemos ningún dato objetivo a día de hoy", afirmó tras ser preguntado por los periodistas.  

Pese a que Marlaska afirmó que no ha encontrado bulos con intencionalidad política, otros organismos ajenos al Gobierno sí lo han hecho. Es el caso de los informes diarios de East StratCom, el servicio de la Comisión Europea encargado de vigilar las campañas de intoxicación impulsadas por medios de comunicación.

En su actualización diaria [consultar aquí la base de datos], en la que abordan informaciones que no tratan de desinformación estricta, sino también de propaganda, ha encontrado acusaciones a España, al igual que a otros países europeos, de haber sido responsables de que la UE se haya hundido.

Volviendo a España, las agencias de verificación del país también han señalado distintas acusaciones falsas a líderes políticos. Y es que la hemeroteca de estos días de las redes sociales (Twitter y Facebook) y el rastro de mensajes de canales como Whatsapp dejan patente que sí se han lanzado bulos, a derecha e izquierda —por supuesto, también contra el Gobierno—, contra personalidades políticas, tanto de primera línea como ya retiradas, del país. Aquí van algunos ejemplos.

Aznar se salta el confinamiento en Marbella. Falso

El expresidente del Gobierno y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, durante la segunda jornada de la Convención Nacional del Partido Popular. Foto: EFE/CM

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, fue de los primeros afectados por una campaña de desinformación. Se viralizó una fotografía suya junto a su mujer Ana Botella en la que ambos paseaban juntos a su perro por Marbella.

La instantánea, acompañada de frases al pie de foto como "Aznar, hoy, sacando a pasear al perro junto a su mujer por Marbella" y fechadas a mediados de marzo día 19 de marzo, en plena crisis sanitaria y con el estado de alarma activado, llenó las redes de mensajes contra el antiguo líder de los populares.

Pero la fotografía fue tomada cuando no existía estado de alarma —un día antes— y, por tanto, la movilidad no estaba limitada a solo ocho supuestos, entre los que no estaba incluido pasear el perro acompañado por otras personas, ya sean cónyuges o personal de seguridad. 

Manuela Carmena adquiere un respirador porque tiene coronavirus. Falso

La exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena. EFE/ Alejandro Garcia

La exalcaldesa de Madrid también fue salpicada por la desinformación. Durante los días de confinamiento se publicó en redes sociales que la antigua alcaldesa de Madrid había recibido un respirador en su casa, dando a entender que estaba enferma de coronavirus y se beneficiaba de su posición, puesto que este material escasea en plena crisis sanitaria.

Pero la propia Carmena, al igual que la empresa implicada, tuvo que pronunciarse públicamente para desmentir esta información. En una entrevista en la Cadena SER, Carmena intervino en directo para atajar los rumores sobre esta polémica. 

Más tarde, envió otro mensaje de manera pública a quien afirmó que se había hecho con un respirador su propio perfil de Twitter. "No estoy enferma y no he recibido ningún respirador. En estos momentos de preocupación y de esfuerzo colectivo de nuestro país por superar la pandemia, actitudes así no ayudan", dijo Carmena, que días más tarde denunciaría a la persona que difundió este mensaje. 

Pablo Iglesias tiene coronavirus. Falso

El vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, a su llegada al pleno del Congreso del 25 de marzo de 2020, en el que prorrogó el estado de alarma por el coronavirus | EFE/Mariscal/Archivo

Pablo Iglesias ha visto cómo en redes sociales se le ha diagnosticado coronavirus sin que antes se lo hubiese dicho un médico. Fue una mentira que circuló a través de las redes sociales durante el 23 de marzo y que fue desmentida por el propio partido.

Sí es cierto que el vicepresidente tuvo que someterse a cuarentena después de que su pareja Irene Montero diera positivo por esta enfermedad y que él mismo se la saltó en varias ocasiones para asistir a los Consejo de Ministros

Abascal se salta la cuarentena. Falso

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, observa al líder de Vox, Santiago Abascal, durante el pleno del 25 de marzo de 2020 en el Congreso de los Diputados | EFE/Mariscal

Sobre Santiago Abascal, líder de Vox, se ha afirmado que también ha incumplido con el estado de alarma al saltarse la cuarentena. Fue un bulo que se lanzó cuando se vio que el líder de la formación verde acudió al Congreso de los Diputados el 12 de abril, días después de ser diagnosticado con coronavirus.

Y es cierto que Abascal anunció su positivo en Twitter el día 12 de marzo, dos días después de iniciar su cuarentena (el martes 10 de marzo), pero ocho días después comunicó que había dado negativo tras haberse sometido a una segunda prueba.

Por tanto, siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, en las que se marca que el periodo de aislamiento debe de ser de 14 días, Abascal cumplió con las recomendaciones sanitarias y asistió a la Cámara Baja cuando debía (tras 15 días de cuarentena).

Vox lleva a sus 52 diputados al Congreso. Falso

El diputado de Vox José María Sánchez García, con mascarilla en la sesión del Congreso del 18 de marzo, durante el estado de alarma por el coronavirus. EFE

Siguiendo con Vox, sus diputados también han sido objeto de acusaciones falsas. En este caso no fue una campaña orquestada desde las redes sociales ni un mensaje que se viralizó sin conocer su origen, sino unas declaraciones de Pablo Echenique, secretario de organización de Unidas Podemos.

Echenique afirmó en sede parlamentaria que el partido de Abascal había llevado al Congreso a sus 52 diputados, procedente de distintas partes de España. Una decisión que, siguiendo las palabras de uno de los ideólogos de Unidas Podemos, obligaba a movilizar a trabajadores de la Cámara Baja para que desinfectaran las instalaciones.

Pero la realidad es que aquel día (9 de marzo) solo asistieron 16 diputados de Vox, entre ellos Abascal, quien defendió la comparecencia de todos ellos. "Vinieron 16 diputados de Vox con unas instrucciones muy claras", dijo. Eran únicamente dos: la primera, "haber pasado la cuarentena" (como Abascal), y la segunda, "no requerir los servicios de ningún trabajador del Congreso".

El Gobierno prohíbe el confinamiento en Cataluña. Falso

El presidente de la Generalitat Quim Torra en una reunión extraordinaria por videoconferencia con el Govern. Foto Efe/Rubén Moreno

La declaración del presidente de la Generalitat, Quim Torra, ante la BBC chirrió mucho cuando se escuchó en España. Torra no dudó en afirmar a la cadena británica que el Gobierno de España, contra la voluntad del Ejecutivo catalán, impedía que la región se pudiera confinar, cuando la realidad es que los ciudadanos de todo el país llevaban días encerrados en casa.

Ante el revuelo causado, Torra aseguró días más tarde en una entrevista que se trataba de un error de traducción. Pero lo cierto es que el canal oficial del Govern en Twitter publicó el siguiente mensaje que desmontaba su coartada: "Los expertos y científicos que nos aconsejan dicen que la mejor manera de frenar el coronavirus es con confinamiento domiciliario pero el gobierno español dice que no se puede", afirmaron atribuyendo estas palabras al president.

El mensaje de Torra fue un claro ejemplo de desinformación con fines de desestabilización, tal como recogió un informe del experto Nicolás de Pedro, que repasaba otros tuits de una parte del independentismo, cuya misión era enfangar el terreno político en plena pandemia. 

“Cuando Torra dice en la BBC que el Gobierno de Madrid impide el confinamiento de Cataluña—pese a hablar él mismo desde su confinamiento y a que en la pantalla aparezca Spain has been in nearly in total lockdown— no es que no se conozca la realidad, es sencillamente que no importa”, reza el informe.

El Gobierno declarará el estado de excepción. Falso

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el consejo de ministros del 14 de abril de 2020 | EFE/Moncloa/JMCJ

Si es cierto que al Gobierno de Pedro Sánchez le quedan por dar muchas explicaciones sobre informaciones que ha aportado con el coronavirus  — a quién compró los test defectuosos o por qué se le acusa de dar un número de muerto inferior al real — , han corrido bulos en su contra para deslegitimar su actuación.

Muchos de estos bulos no se han distribuido por Twitter y Facebook, sino por Whatsapp, el canal de mensajería instantánea más popular y a la vez más favorable a la difusión de información dudosa, puesto que es difícil rastrear el origen de las informaciones que se viralizan de manera malintencionada.

Con la crisis del coronavirus no han faltado audios de Whatsapp de dudosa procedencia. En uno de ellos se escuchaba a un hombre asegurar que íbamos a entrar en estado de excepción a mediados de marzo (un grado superior al estado de alarma e inferior al de sitio).

El mismo protagonista, acto seguido, recomendaba ir al supermercado a comprar provisiones. Sus declaraciones, en las que se añadía además que el ejército iba a salir la calle y  la Unidad Militar de Emergencias (UME) estaba en "la sierra" esperando órdenes para hacerlo, llegaban en un momento delicado, en el que los supermercados vivían sus momentos de mayores aglomeraciones por el pánico generado.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad