El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, a su llegada a la primera reunión de la Mesa de Diálogo sobre Cataluña. EFE/Chema Moya

El Gobierno se contradice sobre la mesa de diálogo con Torra

stop

Los ministros del PSOE y Unidas Podemos discrepan respecto de la próxima reunión de negociación con los independentistas catalanes

Alessandro Solís

Economía Digital

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, a su llegada a la primera reunión de la Mesa de Diálogo sobre Cataluña. EFE/Chema Moya

Barcelona, 24 de agosto de 2020 (14:27 CET)

La mesa de diálogo entre el Gobierno central y la Generalitat de Cataluña vuelve al debate público, ahora como antesala de la negociación de los Presupuestos Generales del Estado, que se antoja complicada por los vetos cruzados entre los potenciales socios de Pedro Sánchez. Si se mira el posible acuerdo de las cuentas desde la óptica del bloque de investidura, se entiende que ERC no firmará un cheque en blanco, y que una de sus exigencias será la mesa separatista.

Pero ministros del PSOE y Unidas Podemos han realizado declaraciones contradictorias este lunes sobre la urgencia de reunir a Sánchez y el Govern de Quim Torra. La titular de Defensa, Margarita Robles, ha considerado que no es el momento para tan siquiera pensar en ello, en el tanto la pandemia sigue siendo la máxima prioridad y los Presupuestos con los que se intentará hacer frente a la crisis económica derivada de la misma están ya en el horizonte político.

En cambio, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha opinado que, si bien la situación sanitaria demanda la máxima atención, lo ideal sería reunir la mesa de diálogo en breve. El segundo encuentro de los gobiernos de Sánchez y Torra tendría que haberse celebrado en marzo, pero quedó en suspenso por el estado de alarma. ERC reclamó retomar las negociaciones tras el confinamiento, y aunque el Gobierno prometió hacerlo en julio, tampoco parece que sucederá en agosto.

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, insistía el pasado viernes en que deben retomarse las negociaciones, al mismo tiempo que recordaba que es "incompatible" que el Gobierno de Sánchez llegue a un pacto de Presupuestos con Ciudadanos y Esquerra. "O se va por la derecha neoliberal que representa Cs, o se va por la izquierda progresista, independentista y republicana que representa ERC", afirmó el dirigente republicano e interlocutor con el PSOE.

En ello le apoya Garzón, que ha asegurado que la mesa de diálogo "tiene que tener lugar cuanto antes mejor". Aunque la urgencia es la pandemia, ha señalado, eso "no quiere decir que lo demás no tenga importancia". "Hay que hacerlo sí o sí y se tiene que encontrar el mejor momento", ha añadido, a la vez que ha pedido a JxCat no huir del diálogo: "Si empezamos a rehuir el diálogo, estamos alimentando una nueva ola de confrontación".

Robles no lo considera "urgente"

La ministra de Defensa, a diferencia de Garzón, ha puesto en cuestión que la mesa de diálogo sea un asunto "urgente", porque lo único que verdaderamente lo es ahora mismo, aparte de la salud pública, es sacar adelante unos Presupuestos de "reconstrucción". En ese sentido, ha enviado un mensaje a todos los partidos que "crean en el interés general al que están llamado" y que deseen "construir una España mejor", así sea ERC o el PP o Cs.

Para Robles, este es el momento de la "gran política", del diálogo "sin excepción" y del "sentido de estado". "Estoy segura de que cualquier fuerza política que tenga convicciones democráticas y crea en el interés general no puede ponerse de perfil por intereses partidistas a unos Presupuestos de reconstrucción", ha afirmado, añadiendo que "aquí no se trata de si se pacta con unos u otros", sino que "se trata de sentido de estado" y "esfuerzo" de todos los partidos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad